Leitor de feeds

Agua, producto ambiental de la agricultura en Brasil

IPS español - qua, 05/12/2018 - 13:34

La jubilada Elizabeth Ribeiro planta el primer árbol de su vida, una especie de papaya silvestre, en una finca a unos 50 kilómetros de Brasilia. Plántulas donadas durante el Foro Mundial del Agua, realizado en la capital de Brasil en marzo, se sembraron en la cuenca del río Pipiripau para "producir agua", que abastece a dos ciudades cercanas. Crédito: Mario Osava/IPS

Por Mario Osava
BRASILIA, Dec 5 2018 (IPS)

Solo ahora, ya jubilada como profesora de educación física, Elizabeth Ribeiro plantó el primer árbol de su vida, un jaracatia, también conocido como papaya silvestre, nativo en las sabanas centrales de Brasil.

La oportunidad le surgió el 28 de noviembre, cuando el Proyecto Productor de Agua de Pipiripau, que se desarrolla a unos 50 kilómetros de Brasilia, promovió la siembra de 430 plántulas donadas por participantes en el octavo Foro Mundial del Agua, celebrado en esta capital brasileña en marzo.

“Conocí el proyecto durante el Foro y me enamoré”, así explicó Ribeiro su donación del equivalente a 13 dólares para la adquisición de plántulas y la invitación al plantío. Igual comportamiento tuvo Vanira Tavares, una veterana traductora de inglés y también flamante plantadora de árboles.“Antes el 100 por ciento de la irrigación acá se hacía por surcos en la tierra. El agua que tenemos hoy no alcanzaría ni para cubrir 10 por ciento de las necesidades, porque esa manera de irrigar desperdicia mucha agua y ahora llueve menos, el índice bajó de 1.600 milímetros al año a 1.100”: Geraldo Magela Gontijo.

Reforestar, especialmente riberas, es solo una de las múltiples acciones que componen el Programa Productor de Agua (PPA) diseñado en 2001 por la Agencia Nacional de Aguas (ANA), el órgano regulador nacional de recursos hídricos.

Medidas de conservación del suelo, que retienen el agua, evitando la erosión y la sedimentación de los ríos, contribuyen también a la cantidad y calidad del agua disponible en cada sitio.

Recorrer las carreteras vecinales de la cuenca del Pipiripau es más cómodo que en otras áreas rurales. La ausencia de agujeros, surcos y charcos contrasta con zanjas laterales que conducen a hoyos excavados que acopian el agua de lluvia, llamadas localmente “barraginhas” (pequeñas presas).

Junto con las cunetas se construyen pequeñas elevaciones transversales para que el agua no escurra por la misma carretera, sino que vaya a las crateras laterales. Eso se menudea según se acentúa el declive.

Los torrentes de las lluvias dejan de anegar la tierra y arrastrar nutrientes y desechos. El agua retenida alimenta manantiales y siembras por más tiempo.

El agua también se siembra, es el concepto que trata de difundir y poner en práctica el PPA, que ya generó 60 proyectos diseminados por todo el Brasil, con el objetivo de recuperar subcuencas que abastecen grandes manantiales o ríos de los que dependen millones de personas.

Los agricultores que adhieren a sus proyectos reciben un pago por servicios ambientales, estimado según distintos criterios, como el posible aporte en agua o el valor de la cosecha a que se renuncia por destinar la tierra a la reforestación.

Ese pago es central para estimular la adhesión, pero su monto varía mucho en los contratos entre el ente pagador, en general la municipalidad, y los propietarios de la tierra. “Donde hay carencia de un producto, su precio aumenta”, subrayó a IPS el coordinador adjunto de Proyectos Inductores de la ANA, Ewandro Moreira.

Una terraza excavada en medio de un terreno dedicado a la siembra, con el fin de retener el agua y evitar la erosión que arrastra el suelo y sus nutrientes a los cursos de agua, debilitándolos. Esa es una de las técnicas difundidas por el Programa Productor de Agua que ya diseminó 60 proyectos en Brasil, como este en las cercanías de su capital. Crédito: Mario Osava/IPS

El Pipiripau, donde se ejecuta uno de los primeros proyectos del PPA, cruza el noreste del Distrito Federal y abastece gran parte de la población de Planaltina y Sobradinho, ciudades satélites de Brasilia que suman cerca de 260.000 habitantes, según la distrital Compañía de Planificación.

Ese proyecto nació en 2011 a causa de “la disputa entre abastecimiento público e irrigación por el agua del arroyo, acentuada en los momentos de escasez, entre agosto y octubre”, recordó Rafael Mello, superintendente de Recursos Hídricos de la Agencia Reguladora de Aguas, Energía y Saneamiento Básico del Distrito Federal (Adasa).

Adasa coordina la gestión del proyecto en que se asocian 17 entes, involucrando desde agencias gubernamentales de agua, agricultura y ambiente a organizaciones no gubernamentales, además del estatal Banco do Brasil y el órgano oficial que cuida carreteras.

Todos esos “socios” se juntan en la Unidad de Gestión del Proyecto para las decisiones colectivas, basadas en miradas diversas y articuladas, un factor de eficiencia.

“Solo reforestar riberas a veces no es solución”, si, por ejemplo, la agricultura sigue echando agroquímicos y muchos sedimentos al rio, matizó a IPS el especialista en recursos hídricos Rossini Matos Sena, que representa a ANA en la gestión de Pipiripau.

“Es necesario armonizar producción y recursos hídricos”, acotó Moreira. Eso exige técnicas como la siembra directa (que descarta la paja, aunque la deja cubriendo el suelo), seguir las curvas de nivel para frenar las torrentes, hacer “terrazas” (surcos más profundos que retienen agua en medio de las siembras.

Geraldo Magela Gontijo, técnico de extensión agrícola desde hace 32 años, ante el bosque que plantó hace tres años ribera adentro, en la finca donde cultiva diferentes frutas. Crédito: Mario Osava/IPS

Pipiripau se beneficia de los conocimientos de Geraldo Magela Gontijo, con una experiencia de 32 años como técnico agrícola y gerente local de la Empresa de Asistencia Técnica y Extensión Rural del Distrito Federal.

“Antes el 100 por ciento de la irrigación acá se hacía por surcos en la tierra. El agua que tenemos hoy no alcanzaría ni para cubrir 10 por ciento de las necesidades, porque esa manera de irrigar desperdicia mucha agua y ahora llueve menos, el índice bajó de 1.600 milímetros al año a 1.100”, destacó Gontijo a IPS.

La irrigación por goteo, usada “en 99 por ciento de la producción de hortalizas”, ahora muy extendida,  permitió la adaptación, según el técnico, que también se convirtió en agricultor y produce tomate, uva, maracuyá, pimientos y hasta pitajaya, una fruta poco conocida de un cactus, común en países andinos y América Central.

Además reforestó la orilla de riachuelo de la cuenca que baña sus 2,3 hectáreas de tierra. En tres años se hizo un bosque tupido con árboles de unos cinco metros de altura, un estímulo a los vecinos.

Pero la gran propagandista del Proyecto Productor de Agua de Pipiripau es Fátima Cabral, nacida en el sur de Brasil hace 59 años, con una vida totalmente urbana hasta que, al inicio de este siglo aceptó, por insistencia de su marido, adquirir una propiedad rural de 40 hectáreas.

La siembra convencional sufrió un vuelco a partir de 2012, cuando conoció el PPA. “Una conmoción, un escalofrío, y adherí”, recordó. También por aspiración de sus hijos, la finca, llamada Pie en la Tierra, se puso en transición a la agroecología.

Agricultores y representantes de organizaciones que promueven el Proyecto Productor de Agua de Pipiripau, junto a un naciente en la finca agrícola Pé na Terra, que va a protegerse con árboles plantados tierra adentro de su ribera a fines de noviembre. Crédito: Mario Osava/IPS

Activa y buena oradora, ella se unió a vecinos y agricultores del asentamiento Oziel Alves III, producto de la reforma agraria, para fundar en 2016 la Asociación de Productores Agroecológicos del Alto São Bartolomeu (Aprospera) y terminar elegida como su presidenta.

“Superé prejuicios hacia las personas de los asentamientos” creados por la reforma agrícola, confesó a IPS.

En ese asentamiento participan 168 familias pobres, con 7,5 hectáreas para cultivar.

El gran avance de Aprospera fue crear 13 grupos de Agricultura Sostenida por la Comunidad (CSA, en inglés), un nuevo modelo de asociación entre grupos de consumidores y de agricultores, para asegurar ingresos fijos a cambio de alimentos saludables en un acuerdo permanente.

En el Distrito Federal hay un total de 25 CSA.

“Es un matrimonio, que genera afecto y, para los consumidores urbanos, una reconexión con la tierra, resumió Cabral. “El CSA mejoró nuestra vida, estabilizó ingresos y nos permitió zanjar la sequía sin sufrir”, reconoció a IPS uno de los asentados, Sebastião dos Santos.

Aprospera ayuda a impulsar el Proyecto Productor de Agua de Pipiripau, que tiene 177 propiedades afiliadas, un tercio del total existente en la cuenca. “Allí plantamos más de 300.000 árboles, reforestando cerca de 200 hectáreas, e hicimos 1.200 ‘barraginhas”, según el balance de Rossini Sena.

Los 60 proyectos del PPA en todo el Brasil pagan servicios ambientales a unos 1.500 agricultores, estima Moreira, quien se lamenta de la dificultad de producir estadísticas confiables, ante la flexibilidad y evolución de los proyectos.

El Distrito Federal, con tres millones de habitantes, se abastece principalmente de agua del sistema de Descoberto, un río con un embalse. En esa cuenca empezaron algunas acciones, pero “no implantamos aún el pago de servicios ambientales”, según dijo Mello, de Adasa.

“El modelo de Pipiripau no le sirve, porque cada cuenca tiene características distintas. El embalse se protege con bosques ribereños más anchos”, concluyó.

Edición: Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El artículo Agua, producto ambiental de la agricultura en Brasil fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

La resistencia a los antimicrobianos no conoce límites

IPS español - qua, 05/12/2018 - 13:15

La trabajadora de la salud Urmila Kasdekar revisa a un recién nacido en la aldea de Berdaballa, en el oeste de India. Crédito: Stella Paul/IPS.

Por Ed Holt
BRUSELAS, Dec 5 2018 (IPS)

Funcionarios de la Unión Europea (UE) y de organismos internacionales reclaman ayuda para que los países más pobres puedan hacer frente a la creciente resistencia a los antibióticos, que amenaza con convertirse en una “tragedia de salud mundial” y en un riesgo para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en algunas partes del mundo.

La resistencia a los antibióticos aumentó dos terceras partes en las últimas dos décadas, indican algunos estudios, y es responsable de la muerte de unas 700.000 personas al año en todo el mundo.

Pero se estima que aumentará a 10 millones de personas al año para 2050, lo que tendrá un costo de unos 100 billones (millón de millones) de dólares, a menos que los gobiernos redoblen esfuerzos para evitarlo.

Los antibióticos se usan cada vez más y de forma más frecuente, tanto en humanos como en animales, lo que hace que las bacterias generen resistencia y los antimicrobianos dejen de cumplir su función en algunos casos.

Los médicos alertan que la situación podría hacer que operaciones quirúrgicas de rutina se vuelvan más peligrosas y que ciertos tratamientos médicos, como el cáncer, desaparezcan del todo.

Además, cuando aparece una resistencia en un lugar, puede propagarse rápidamente a otro, lo que obliga a hacer frente al problema de forma global.

Los países miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se integraron a un Plan de Acción Global sobre la Resistencia a los Antimicrobianos multisectorial, en 2015, pero los avances han resultado irregulares.

Algunos países, en especial de Europa, lograron avances, pero en otras partes del mundo, estos son lentos, si es que hay, lo que hace temer que en las naciones más pobres, el problema empeore y no se logren los ODS.

El comisario de la UE para Seguridad Alimentaria y Salud, Vytenis Andriukalitis, dijo a IPS: “Necesitamos un marco global para hacer frente a la resistencia en todas las regiones, no solo en Europa. Es necesario hacerle frente porque, de lo contrario, algunos países no lograrán los ODS”.

En la Semana Mundial de Concienciación sobre los Antibióticos, en noviembre, se subrayó la dimensión que alcanza este problema en los países en desarrollo.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) concluyó que la resistencia promedió 17 por ciento en los países de la OCDE en 2015, mientras que ascendió a 42 por ciento en India, China y Rusia y llegó a 90 por ciento para algunas combinaciones de antibióticos y bacterias.

La resistencia podría llegar a multiplicarse entre cuatro y siete por ciento en algunos países de bajos y medianos ingresos, con respecto a los estados de la OCDE, y en aquellos países con sistemas de salud frágiles, podría llegar a causar “un enorme” número de muertes, principalmente entre recién nacidos, menores de cinco años y adultos mayores.

Otro estudio de principios de año de ETH Zurich, la Universidad de Antwerp y la Universidad de Princeton, señala que el uso de antibióticos en humanos aumentó 65 por ciento entre 2000 y 2015, pero en los países de bajos y medianos ingresos fue 114 por ciento.

El desarrollo de nuevos antibióticos es complejo, pues ya pasaron décadas desde las últimas clases creadas, y el mayor esfuerzo en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos se concentra en la prevención.

El Plan de Acción Global se basa en un enfoque multisectorial y encarga a los gobiernos adoptar planes nacionales, que incluyen medidas de mayor concienciación, comprensión, vigilancia, administración, prevención y control.

Pero en muchos países en desarrollo, la falta de fondos en la industria de la salud y animal, así como la debilidad de las leyes y en el cumplimiento de las mismas son grandes barreras para una correcta implementación de medidas efectivas.

En India, por ejemplo, donde se estima que mueren unos 120.000 bebés al año por sepsis causadas por infecciones de bacterias resistentes, los médicos sostienen que los factores clave responsables de la resistencia son la venta libre de antibióticos sin receta y la falta de control de las infecciones en centros de salud sobrecargados.

Pero los defensores de la venta libre de antibióticos en farmacias sostienen que es fundamental que continúe así por la grave falta de médicos en muchas zonas.

El gobierno trató de limitar la venta libre, aunque sea de los antibióticos llamados de último recurso, usados cuando fallan los otros. Pero la medida, que incluye una línea roja en las cajas de medicamentos para alertar a la gente, no ha resultado efectiva.

En lo que se refiere al uso de antibióticos en la industria animal, la Comisión Europea señala que en Europa, 70 por ciento de los antimicrobianos se destinan a la producción animal. Una cifra similar se da en Estados Unidos, mientras que supera 50 por ciento en China.

Supervisar el uso de antibióticos en la industria animal en los países más pobres suele ser más difícil.

“Es extremadamente difícil hacer cumplir las leyes a menos que sean muy buenas y haya un sistema de control”, dijo a IPS la directora de programa de la OMS en Europa, Nedret Emiroglu.

El gobierno indio aprobó un plan de acción nacional para la resistencia de los antimicrobianos hace un año y medio, sin embargo, los críticos sostienen que las leyes y redes para controlar el uso de antibióticos para el crecimiento animal y rastrear la venta y el uso de los mismos en la producción de alimentos, en realidad, no existe o no es efectiva.

La OMS señaló que muchos países de bajos y medianos ingresos pueden llegar a necesitar una asistencia al desarrollo de largo plazo para implementar sus planes de forma efectiva y sostenible.

“Necesitamos apoyo económico para los países de bajos y medianos ingresos”, confirmó Emiroglu. Eso es fundamental para asegurarse de que el progreso en una región del mundo no se perjudique por la falta de avances en otra, acotó.

“Las medidas tienen que ser diferentes para los distintos países, en especial cuando hablamos de estados pobres. No se puede comparar India con Liberia”, ejemplificó Andriukalitis en diálogo con IPS.

“En algunos países tienen problemas para conseguir antibióticos simples, pero en otros hay problemas porque la gente se automedica sin un control adecuado”, explicó.

“En algunos lugares hay una falta de comprensión básica de cuestiones de higiene y salubridad. Necesitamos estrategias locales a largo plazo para los diferentes países”, añadió.

Las prolongadas estancias en hospitales por la lentitud con que se recuperan los pacientes y el mayor riesgo de complicaciones significaría un gran peso para sistemas de salud ya exigidos, mayor mortalidad y calidad de vida.

Las economías sufrirán el impacto por no haber hecho frente a los pronósticos de que la resistencia a los antimicrobianos implicaría un caída de 3,8 por ciento del producto interno bruto mundial para 2050.

Además, la resistencia encarece la atención de enfermedades y, como la cobertura de salud universal es limitada en muchos países pobres y la gente tiene que pagar de su bolsillo el tratamiento, el mayor costo, así como la pérdida de ingresos por morbilidad y mortalidad, podría agravar la pobreza de muchas personas y familias.

Por su parte, la directora del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades, Andrea Ammon, dijo a IPS: “Para lograr (el tercero de los) ODS, la resistencia a los antimicrobianos no es el único asunto a atender, pero es un factor fundamental”.

“El alto grado de resistencia a los antimicrobianos indica que no funcionan de forma satisfactoria varios elementos de un sistema de salud debido a varios factores”, explicó.

“Los factores responsables podrían ser valores culturales, comportamientos de pacientes y proveedores de salud, cuestiones normativas, como la disponibilidad de medicamentos de venta libre en farmacias o el control de infecciones. Estos elementos también podrían impedir que se logren otras metas del tercer ODS”, alertó.

Traducción: Verónica Firme

Artículos relacionados

El artículo La resistencia a los antimicrobianos no conoce límites fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Como a Justiça paulista sentenciou negros e brancos para tráfico

Pública - qua, 05/12/2018 - 11:00

Nos últimos três meses, a Pública fez um levantamento exclusivo em mais de 20 mil sentenças de primeiro grau para tráfico de drogas proferidas em 2017 nas comarcas da justiça estadual de São Paulo.

Nas sentenças disponíveis para acesso público online e digitalizadas no Banco de Sentenças do Tribunal de Justiça de São Paulo foi realizada a classificação por raça e cor e por categorias: absolvição, condenação, condenação em parte e desclassificação – quando o réu é acusado de tráfico, mas é condenado apenas por “posse de drogas para consumo pessoal”.

Entre as sentenças analisadas pela reportagem, a comparação entre negros e brancos indica que os magistrados de primeiro grau julgaram a denúncia procedente para condenar 71,5% dos negros e 69,5% dos brancos por tráfico em 2017. Os brancos lideram os casos em que a acusação é desclassificada para “posse de drogas para consumo pessoal”. As desclassificações ocorreram com 6,8% dos brancos e 5% dos negros, uma diferença de quase 35%. Já os negros são proporcionalmente mais absolvidos: 8,3%, enquanto os brancos são 7,5%.

A pesquisa analisou 20.387 sentenças de tráfico de drogas e identificou dados com informações de raça e cor para mais de 22 mil pessoas, sendo 10.955 brancos e 11.259 negros.

Negros estão sobrerrepresentados na maioria das comarcas

Na pesquisa, 49 das 50 comarcas com mais de 100 julgados, por exemplo, indicam que a população negra está sobrerrepresentada na Justiça paulista. Ou seja, para crimes de tráfico de drogas, a proporção de sentenciados negros em relação aos brancos nas comarcas foi maior que a proporção entre negros e brancos nos municípios.

É o caso do município de São Vicente e Santo André, como mostra o gráfico abaixo. Nesse recorte, a comarca de São Vicente tem o maior índice de população negra sentenciada por tráfico. Em Santo André é onde há maior diferença entre negros no TJ-SP em relação à população local.

var divElement = document.getElementById('viz1543950078803'); var vizElement = divElement.getElementsByTagName('object')[0]; vizElement.style.width='100%';vizElement.style.height=(divElement.offsetWidth*0.75)+'px'; var scriptElement = document.createElement('script'); scriptElement.src = 'https://public.tableau.com/javascripts/api/viz_v1.js'; vizElement.parentNode.insertBefore(scriptElement, vizElement);

“A discriminação indireta se dá a partir do efeito que uma determinada prática institucional gera. Então, a gente pode falar que há racismo institucional independentemente de aferir intenção dos atores institucionais envolvidos numa determinada prática”, afirma Isadora Brandão, a primeira mulher negra a coordenar o Núcleo de Diversidade e Igualdade Racial da Defensoria Pública de São Paulo.
“Esses dados demonstram que de alguma maneira essas práticas, normas, decisões, ainda que formuladas em termos abstratos, genéricos, ainda que não tenham um discurso discriminatório explícito, acabam servindo para encarcerar de forma prioritária a população negra”, afirma a defensora.

No caso de São Paulo, a população prisional é de 240 mil detentos para 131 mil vagas disponíveis, uma taxa de 183% de ocupação, segundo os dados de 2016 do Departamento Penitenciário Nacional. Em São Paulo, 56% do sistema prisional é composto por negros e 44% por brancos.

var divElement = document.getElementById('viz1543946880704'); var vizElement = divElement.getElementsByTagName('object')[0]; vizElement.style.width='100%';vizElement.style.height=(divElement.offsetWidth*0.75)+'px'; var scriptElement = document.createElement('script'); scriptElement.src = 'https://public.tableau.com/javascripts/api/viz_v1.js'; vizElement.parentNode.insertBefore(scriptElement, vizElement);

O mapa acima evidencia a sobrerrepresentação negra também nas 319 comarcas da justiça estadual com mais de 25 julgados. No mapa é possível navegar por todas as comarcas e verificar a quantidade total de julgados em 2017 para cada uma delas. É possível analisar também os números absolutos de julgados e a frequência de condenação por raça em cada comarca.

Quanto mais escuras as tonalidades de laranja, maior é a representação de negros na comarca. É possível filtrar o mapa para visualizar a população negra na justiça local e a população negra nos municípios que compõem as comarcas. Os dados indicam que as comarcas do estado registram fortes diferenças na frequência de condenação.

O STF vai decidir sobre a inconstitucionalidade do artigo 28 da Lei de Drogas, que define como crime o porte para uso pessoal Usuário ou traficante?

A Lei de Drogas, 11.343, não fixou objetivamente quais quantidades de drogas indicam quem é traficante ou usuário no Brasil. A ausência desse parâmetro é uma das interpretações para o aumento no número de presos por tráfico de drogas desde a chancela da lei criada em 2006.

Segundo dados de 2016 do Departamento Penitenciário Nacional, o maior motivo de encarceramento no Brasil é o tráfico. O crime corresponde a 28% das incidências penais e 64% dos detentos brasileiros são negros.

Isadora Brandão, da Defensoria Pública de São Paulo, que já atuou na área criminal e nas audiências de custódia, avalia que a ausência de parâmetros objetivos para distinguir o traficante do usuário “traz uma margem de discricionariedade que pode gerar injustiças”.

Não à toa, o artigo 28 da lei foi contestado no Supremo Tribunal Federal (STF) pela Defensoria Pública paulista, que entrou com recurso extraordinário contra a condenação de um réu em Diadema, na Grande São Paulo, que foi flagrado com 3 gramas de maconha dentro da cela onde já cumpria pena por outro crime.

A defesa do réu alegou que o crime de porte de drogas para uso pessoal “ofende o princípio da intimidade e vida privada”, garantido pelo artigo 5º da Constituição Federal. No recurso argumenta-se que “o porte de drogas para uso próprio não afronta a chamada ‘saúde pública’, mas apenas, e quando muito, a saúde pessoal do próprio usuário”.

A decisão sobre o tema está parada há três anos, desde que o processo teve pedido de vista do ex-ministro Teori Zavascki, falecido em janeiro de 2017 num acidente aéreo. A vaga foi ocupada por Alexandre de Moraes, que, no mês passado, afirmou que em seu voto irá rebater as chamadas “lendas urbanas” que transitam em torno da questão. Moraes promete apresentar um estudo que analisou dados sobre tráfico da última década da Secretaria de Segurança Pública de São Paulo.

Luciana Zaffalon Cardoso, da Plataforma Brasileira de Política de Drogas e do Instituto Brasileiro de Ciências Criminais (IBCcrim), avalia que o grande ponto a ser encarado é a presunção de tráfico. “Mesmo que você defina quantidade, o importante é que se defina sempre a presunção de uso. Até determinada quantidade você, invariavelmente, deve ser considerado inocente. Acima daquela quantidade, você não pode automaticamente ser considerado culpado”, diz.

Seu colega de IBCcrim Cristiano Avila Maronna diz que a Lei de Drogas “não exige prova de que a pessoa vendia”. Para ele, “essa aleatoriedade, que alguns estudiosos chamam de o ponto cego da Lei de Drogas, porque você não tem critérios distintivos baseados na quantidade”, ele chama de “cegueira hermenêutica deliberada” por parte dos juízes, membros do Ministério Público (MP) e da polícia. “Porque isso cria uma cultura de arbitrariedade que interessa ao sistema. Porque o sistema opera com base na discricionariedade”, afirma.

O que os ministros do STF decidirem sobre a constitucionalidade do artigo 28 será aplicado a todos os processos semelhantes que tramitam na Justiça do país.

Pela lei atual, o usuário é um criminoso, mesmo não estando sujeito à prisão. É o juiz de primeiro grau que definirá se ao acusado cabem penas mais graves ou se será liberado, prestará serviços à comunidade ou somente receberá uma advertência.

É o caso de André B. T., 41 anos, homem branco, “desclassificado” a pedido do MP. Em março de 2017, a polícia foi a sua casa, em Itaquera, na zona leste de São Paulo, com um mandado de prisão temporária por estelionato.

Na busca por documentos falsos na residência, os policiais acharam 530 gramas de maconha num pote de vidro com tampa vermelha dentro da geladeira. Em juízo, o réu – que já tinha antecedentes criminais por roubo – alegou que a maconha era para consumo próprio e fora adquirida numa “biqueira” por R$ 250.

Em vez do regime fechado, André recebeu uma pena de advertência para que não mais consuma drogas, o que fazia desde os 15 anos.

Na dúvida, a favor do réu

O levantamento da Pública mostra também que 70,4% dos processos de tráfico de drogas foram considerados procedentes pelos magistrados. Ou seja, quando se acolhe a denúncia do MP de maneira integral. Nessas sentenças, o réu pode ter sido condenado por mais de um crime, como posse ilegal de arma de fogo, corrupção de menor, resistência etc.

Em 15,8% das sentenças, o magistrado julgou a acusação “procedente em parte”. Nesses casos, o juiz optou por absolver o réu de algumas acusações que lhe foram feitas, mantendo-se, entretanto, a condenação por tráfico de drogas. Outros 6% das acusações foram “desclassificados”.

Em 7,9% das sentenças, o magistrado considerou a acusação “improcedente”. Assim, os réus foram absolvidos das imputações que lhe foram feitas na denúncia: caso de Thiago C. S., 27 anos. Acusado de tráfico por portar 26,5 gramas de maconha e 10,8 gramas de cocaína, Thiago foi preso em flagrante em janeiro do ano passado, na região central de São Paulo, e os policiais que o prenderam afirmaram que ele carregava também munição de um revólver 9 mm, além de R$ 50.

Sem antecedentes, ele nega o crime. Além disso, o depoimento de uma testemunha confirmou seu álibi de que estava trabalhando no momento da prisão. Segundo o depoimento dos policiais, Thiago foi abordado com base em uma denúncia anônima, e suas características coincidiam com as descritas na denúncia. Thiago é negro.

“Contudo, quanto à autoria, esta é duvidosa”, escreveu a juíza na sentença. E explicou: “No presente caso, a prova deve ser analisada com cautela, tendo em vista que o depoimento prestado pelo réu em audiência de custódia é confirmado pelo laudo do IML [Instituto Médico Legal] e pela instauração de inquérito para apuração de delito de abuso de autoridade”.

Thiago afirmou que os policiais o ameaçaram e o agrediram para que assumisse o tráfico, caso contrário “lhe imputariam um estupro”. Na audiência de custódia, que deve ocorrer até 24 horas após a prisão em flagrante, ele relatou diante de um juiz as agressões, como socos na cabeça.

O IML confirmou as agressões, o que configurou o abuso de autoridade dos policiais. “É sabido que é perfeitamente possível, conforme entendimento sedimentado em nossos tribunais, a condenação por tráfico de drogas apenas com base em depoimento dos policiais”, disse a juíza. E ponderou: “É certo que existe uma probabilidade de que os fatos ocorreram como sustentado pelo Ministério Público. Entretanto, no processo criminal tudo deve ser cabalmente provado, sem nenhuma sombra de dúvida, os fatos devem ser realmente esclarecidos, em todos os seus detalhes e circunstâncias, nada pode ser presumido. Na ausência de certeza quanto à acusação, vigora o princípio do in dubio pro reo [na dúvida, a favor do réu]”, finalizou a juíza.

Metodologia

A pesquisa é amostral e trata-se de um recorte de um ano com base nos processos disponíveis para acesso público online e digitalizados no Banco de Sentenças do TJ-SP para o ano de 2017.

Foram encontrados mais de 22.500 processos referentes a crimes de “tráfico ilícito de drogas e condutas afins”. É a tipificação criminal que teve a maior participação em nossa pesquisa.

No levantamento foram consideradas apenas sentenças que concluíram pela “condenação”, “condenação em parte” “desclassificação” e “absolvição”. Essas somaram 20.387 processos únicos.

Sentenças que indicam cumprimento de pena, prescrição, petições de habeas corpus e correções não foram incluídas. Também não entraram no levantamento 976 processos em que as sentenças concluíram em sentidos opostos, casos em que uma sentença decide pela absolvição de um acusado e condenação de outro, por exemplo. Essa decisão ocorreu em razão da dificuldade em classificar as informações dos sentenciados.

A pesquisa ainda buscou encontrar no portal do TJ documentos que informassem a cor dos sentenciados nesses processos. Essas informações foram obtidas nos autos dos processos digitais, em documentos como planilhas de qualificação dos réus, laudos do Instituto Médico Legal, ofícios de comunicação, alvarás de soltura, auto de prisão em flagrante, entre outros.

Entre as sentenças analisadas, foi possível identificar mais de 24 mil réus. Destes, não conseguimos encontrar informações de cor para 2.213 pessoas. Houve também casos com informações conflitantes para a cor dos réus – e todos os casos identificados foram tabulados como “indefinido”.

As informações demográficas das comarcas foram estimadas pelos municípios que ela abrange, de acordo com informações do TJ-SP e com dados do Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE).

Para obter as frequências de condenação, adotamos a seguinte equação: (Total de Negros Condenados pelo Total de Negros Julgados) e (Total de Brancos Condenados pelo Total de Brancos Julgados).

Categorias: Internacionais

Assembly President launches new initiative to purge plastics and purify oceans

UN SGDs - ter, 04/12/2018 - 17:31
The President of the UN General Assembly launched a new global call to action on Tuesday, to help end the scourge of plastic pollution in the ocean.
Categorias: Internacionais

UN recognises role of sport in achieving sustainable development

UN SGDs - ter, 04/12/2018 - 13:49
The power of sport to help make sustainable development a reality and, in particular, the 2030 Agenda – the United Nations’ blueprint to transform the world for the benefit of all – has been explicitly recognized by a General Assembly resolution, adopted at UN Headquarters on Monday.
Categorias: Internacionais

El bono que facilita la educación de las niñas en India

IPS español - ter, 04/12/2018 - 13:13

Niñas en edad escolar en la zona rural de Bihar, en India. En la mayoría de los pueblos indios una de cada 10 niñas de entre 10 y 14 años no van a la escuela para ayudar en las tareas del hogar. Crédito: Manipadma Jena/IPS

Por Neeta Lal
NUEVA DELHI, Dec 4 2018 (IPS)

A los cinco meses del comienzo del año lectivo, los padres de Sneha, de 15 años, la sacaron de la escuela en Bhilwara, una ciudad del desértico estado de Rajasthan, en India, porque necesitaban que cuidara de sus cuatro hermanos menores, cocinara y limpiara mientras ellos trabajaban en la granja.

Esos padres no son diferentes al resto de los campesinos de ese estado, la mayoría de los cuales consideran que no tiene sentido educar a sus hijas, ya que se casarán y dejarán el hogar paterno para formar el suyo propio y criar sus hijos.

Muchos prefieren iniciarlas en los cuidados del hogar y en la crianza de niños desde jóvenes, mientras contribuyen de forma gratuita al trabajo doméstico desde muy temprana edad.

Pero la historia de Sneha tiene otro final gracias a la intervención del director de su escuela y de la organización Educate Girls (EG), que facilita la permanencia de las niñas de hogares rurales en la escuela, los que intercedieron por ella con sus padres.

“Después de la conversación, nos dimos cuenta de que nos equivocamos en impedir la educación de nuestra hija”, reconoció Kishan Ram, de 48 años, en diálogo con IPS.

“Y que con educación podrá tomar decisiones informadas, que no solo le permitirán ganarse la vida, sino también mejorar el futuro de toda una generación”, acotó el padre de la adolescente.

Sneha no es la única joven en India que pudo regresar a la escuela gracias a la intervención de EG.

Desde 2007, la multipremiada organización trabaja para empoderar y garantizar la educación en las comunidades más desfavorecidas con el fin de que las mujeres puedan ingresar al mercado laboral y contribuir a sacar a sus familias de la pobreza.

EG pasó de un proyecto piloto con 500 escuelas a una red de más de 25.000, en 16 distritos de Rajasthan, así como en el central estado indio de Madhya Pradesh, y buscar aprovechar los recursos locales para mejorar el acceso y la calidad de la educación de 2,5 millones de niñas en 27.500 escuelas a fines de este año.

En 2015, EG participó en un experimento único, cuando implementó los Bonos de Impacto Social (BIS) o Bonos de Impacto en el Desarrollo (BID), un mecanismo que aprovecha el capital de riesgo privado para que una tercera parte, un donante o una fundación, puedan financiar el logro de unos resultados acordados.

“Ese tipo de financiación basada en el resultado puede ser un gran catalizador para impulsar la calidad y mejorar los resultados de los aprendizajes en la educación”, dijo a IPS el educador Suresh Pant, ex profesor adjunto de la Universidad de Delhi.

Según UBS Optimus Foundation, uno de los participantes del proyecto, los BID apunta a más a los resultados que otras formas de financiación, pues transfiere el riesgo a los inversores, que ponen el capital circulante en la organización que ejecutará el proyecto en el terreno.

Los objetivos predefinidos se miden de forma regular, lo que permite que la organización ejecutora se adapte con rapidez a cualquier corrección de rumbo necesaria, y así la entidad tiene una mayor motivación para lograr los resultados.

“El patriarcado y la discriminación de género excluyen de forma sistemática a las niñas de la escuela, coartándoles las ventajas de la autonomía, la movilidad y la independencia económica que gozan los varones”, explicó la fundadora de EG, Safeena Husain, de la Escuela de Economía de Londres.

“La educación abre la puerta a las niñas dándoles la posibilidad de alcanzar la igualdad de oportunidades. Nuestra organización alivia la vida y el futuro de las niñas integrándolas al sistema de educación formal”, añadió.

Escolares de Harohalli Taluq, una localidad 60 kilómetros al sur de Bangalore, India. Crédito: Malini Shankar/IPS

India logró universalizar la educación primaria, con 99 por ciento de inscriptos, pero la calidad sigue siendo mala. Un alumno indio está por lo menos dos años rezagado con respecto al grado que debería estar acorde a su edad, según estudios. Y Rajasthan tiene de los peores indicadores del país en materia de educación.

En sinergia con el gobierno, EG cuenta con una red de 12.000 voluntarios, llamados Equipo Balika, para garantizar una mayor matriculación y participación de las niñas, así como mejores los resultados de niños y niñas.

Ese enfoque representa un gran logro para pueblos indios donde una de cada 10 niñas de entre 10 y 14 años no va a la escuela para contribuir a los ingresos de la familia o ayudar a cuidar a sus hermanos menores, destacan especialistas.

“El sector privado realiza la inversión inicial ofreciendo el capital circulante a los proveedores de servicios para ejecutar los programas en el terreno”, explicó Ravi, quien destacó las enormes consecuencias del modelo de los BID para la educación

“Los bonos de impacto son una fuente nueva y complementaria a financiar intervenciones de desarrollo”, destacó Shamika Ravi, director de investigación de Brookings India.

Los contribuyentes, gobierno y agencias de desarrollo, están obligados a reembolsar la inversión, además de un rendimiento fijo, si y solo si, se cumple el rendimiento predeterminado.

Los interesados en los bonos pueden lograr un impacto colectivo en los servicios sociales y en cómo las intervenciones a pequeña escala pueden crear parámetros y marcos comunes para escalar y lograr un impacto en todo el sector, explicó Ravi en una columna del diario The Hindu.

El aprendizaje de los estudiantes de EG se mide utilizando el Estatus Anual del Informe de Educación, un estudio anual que presenta datos confiables de la matrícula escolar y de los aprendizajes básicos para cada distrito y estado de India.

La prueba mide tres competencias: hindi, inglés y matemáticas. La matrícula se mide por el porcentaje de niñas no escolarizadas de entre siete y 14 años reinscritas a fin de año.

Según el informe anual de EG, divulgado en agosto, en su tercer año, los BID superó sus objetivos al lograr 160 por ciento de sus metas de aprendizaje y 116 por ciento de las de inscripción.

“El progreso se midió con respecto a objetivos acordados para el número de niñas no escolarizadas que participan en primaria y en los últimos años de primaria, así como el progreso de las niñas y los niños en inglés, hindi y matemáticas”, detalla el documento.

“El modelo de financiación según resultados, con su constante retroalimentación y análisis de datos de los equipos en el terreno, permitió a la organización identificar los desafíos y diseñar soluciones personalizadas”, añade.

El mayor logro de la organización fue la matriculación, que llegó a 92 por ciento, y representó 20 por ciento del pago por resultados. El programa también superó el objetivo de inscripciones con 768 niñas más, un aumento de 116 por ciento.

Los resultados de los aprendizajes, que representaron 80 por ciento del pago por resultados, registraron un espiral ascendente de 8.940 más niveles de aprendizaje que el grupo testigo, con una medida predefinida de 5.592, equivalente a un logro de 160 por ciento, añade el informe.

La participación en los BID, explicó Husain, la fundadora de EG, hizo que la organización se focalizara en las metas y en el desarrollo de competencias, procesos y marcos precisos para medir y monitorear los resultados logrados.

“El éxito del modelo de los BID demuestra que estamos en el camino correcto”, concluyó.

Traducción: Verónica Firme

Artículos relacionados

El artículo El bono que facilita la educación de las niñas en India fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Ambition, transformation, active citizenship: COP24 looks to next year’s big UN Climate Change Summit

UN SGDs - ter, 04/12/2018 - 12:16
With thousands gathered in Katowice, Poland, for the ‘COP24’ meeting to chart the way forward for climate action, United Nations chief António Guterres presented his longer-term vision on Tuesday for the 2019 Climate Change Summit.
Categorias: Internacionais

‘We need to do more’ to transform the world, deputy UN chief tells African audiences

UN SGDs - seg, 03/12/2018 - 19:00
During her current trip to South Africa, Deputy-Secretary-General Amina Mohammed has spoken at several events in Johannesburg, on the importance of the 2030 Agenda for sustainable development - the UN’s blueprint to end extreme poverty, fight injustice, and protect the planet, ensuring that no one is left behind.
Categorias: Internacionais

FROM THE FIELD: Persons with disabilities bike towards sustainability

UN SGDs - seg, 03/12/2018 - 17:42
People with disabilities in Ukraine are contributing to the development of a network of environmentally friendly bicycle routes which are helping to protect unique local landscapes.
Categorias: Internacionais

UN agriculture chief urges ‘transformative changes’ to how we eat

UN SGDs - seg, 03/12/2018 - 17:30
Obesity affects millions of people, and several billion suffer from diseases caused by vitamin- or mineral-deficient diets, known as micronutrient deficiencies, according to the UN agriculture chief, who called on Monday for “transformative changes” to our food systems.
Categorias: Internacionais

Vivienda obstruye atención a mujeres víctimas de violencia en Cuba

IPS español - seg, 03/12/2018 - 15:39

Integrantes del Taller de Transformación Integral del Barrio de Alamar Este, un barrio de La Habana, durante una sesión de trabajo en el marco de la Jornada por la No Violencia hacia Mujeres y las Niñas 2018, dentro de los 16 Días de activismo contra la violencia de género que se celebran en el mundo entre el 25 de noviembre y el 10 de diciembre. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Por Ivet González
LA HABANA, Dec 3 2018 (IPS)

Delgada y nerviosa, la trabajadora Belkis Rondón, de 57 años, siente que su problema nunca tendrá solución. “He hecho muchas denuncias, pero nadie me da respuestas… ni la policía ni (las autoridades de) vivienda”, dice esta vecina de barrio de Alamar Este, en la periferia de la capital cubana.

Rondón, secretaria en un centro estatal que atiende a niños y niñas con problemas de aprendizaje, es una de las víctimas de la violencia de género identificadas en la zona por un proyecto de atención comunitaria a mujeres en situaciones de maltrato, realizado entre 2017 y 2018.

“Mi exesposo no ha aceptado permutar para tener casas separadas porque quiere quedarse con el apartamento y dejarme en la calle”, contó a IPS esta mujer, que es coarrendataria de una vivienda de propiedad estatal junto al que fue su pareja por 14 años, hasta que en 2013 se divorciaron.

“Todas las opciones que le presento las rechaza”, fundamentó la trabajadora, con lágrimas en los ojos y gestos de desesperación, quien accedió a contar su difícil caso prolongado por cinco años debido a vacíos legales, desconocimiento y burocratismo.

“Tengo todos los papeles… puse abogados. Esta situación afecta mi salud física y mental”, continuó la mujer, que se ve impedida de vivir en su propia casa pero se mantiene yendo de vez en cuando para no perder los derechos del arrendamiento, que se retiran si el usufructuario permanece fuera más de seis meses.

Los casos como el de Rondón, que implican la separación de agresores y víctimas de la vivienda, quedan en un callejón sin salida, según especialistas vinculados al proyecto, en un país con un elevado déficit habitacional, burocratismo en el sector y sin una ley específica contra la violencia de género.

El acompañamiento especializado que recibe Rondón señala que la única solución según la ley vigente es una permuta forzosa, un mecanismo que las autoridades interponen cuando existen conflictos entre copropietarios o coarrendatarios para obligarlos a cambiar su vivienda por otras dos disponibles en el sector estatal.

Pero en la práctica resulta poco probable acceder a ese recurso por la baja disponibilidad habitacional, pues se registra un déficit de 929.695 unidades en un país de 11,2 millones de habitantes, y a ello se suma la lentitud de las autoridades para decretar la medida.

La cubana Belkis Rondón, víctima de violencia machista y quien no puede disfrutar de una vivienda, porque su exmarido se niega a permutar la que compartían por dos separadas para cada uno, sin que las autoridades brinden solución para su caso. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

“El problema de la vivienda es lo que más afecta, porque es ahí donde se da principalmente la violencia de género”, dijo a IPS la abogada Daysi Aguilera, quien trabaja en la división del municipio de La Habana del Este de la Federación de Mujeres Cubanas, la única organización femenina con registro legal en el país.

“Y cuando una persona se decide a contar su problema es para que se le dé apoyo”, remarcó una de las participantes en Alamar Este del proyecto “Experiencia piloto de atención integral a la Violencia contra las Mujeres en el ámbito comunitario”, que coordinó Universidad de la Habana y apoyó la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

La iniciativa dio formación especializada y articuló entidades comunitarias para la prevención y atención a la violencia de género desde los Talleres de Transformación Integral del Barrio (TTIB), las instituciones municipales creadas en 1988 para el trabajo social en los barrios desfavorecidos de los 15 municipios que conforman La Habana, con una población total de 2,3 millones de personas.

Tuvo lugar en los TTIB de los barrios de Alamar Este (municipio de La Habana del Este), El Canal (Cerro), Párraga (Arroyo Naranjo), Buena Vista (Playa) y Ciudad Libertad (Marianao), donde la violencia de género resulta un problema social con muy alta incidencia.

El Comité que ejecuta la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, en inglés) resalta que Cuba mantiene carencias en la atención a las mujeres maltratadas,  en temas como “aprobar una ley integral sobre la violencia contra la mujer”, “asegurar un acceso efectivo a la justicia” y “establecer centros de acogida”.

Jóvenes artistas animan una de las actividades celebradas en el marco de La Jornada por la No violencia hacia las Mujeres y las Niñas 2018, que lanzó la nueva campaña Evoluciona, enfocada al problema del acoso machista, en el Pabellón Cuba de La Habana. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

“Hay casos que no tienen solución, pero otros se traban en las autoridades, con terrenos (estatales para construir) que no se dan”, puso como ejemplo Aguilera, sobre una alternativa que tienen ahora los gobiernos locales y pudiera ser usada para atender a las mujeres víctimas.

“Tienen que haber cambios legales y más sensibilización de los decisores”, remarcó.

El TTIB de Alamar Este ya había atendido por iniciativa propia a 38 mujeres víctimas entre 2015 y 2017. Y durante el proyecto identificó otros 19 casos el año pasado y este, además de que recibió capacitación especializada y se fortaleció con la creación de un grupo gestor.

“Hemos logrado que más de 22 casos salieran del ciclo de la violencia”, dijo la especialista principal del taller, Inés Laza, durante la participación exclusiva de IPS en una jornada especial del taller sobre el problema.

“A veces tenemos que (la víctima) demora en salir del ciclo por no resolver la permuta forzosa, incluso teniendo una orden de alejamiento”, lamentó Laza, quien señala a los casos que requieren cuestiones habitacionales como los más difíciles de resolver.

Con el diagnóstico realizado al inicio del proyecto, el equipo de Alamar Este encontró que el tipo de violencia contra las mujeres que predomina es la psicológica, seguida por la física, económica y, por último, la sexual, en correspondencia con investigaciones nacionales.

Mensajes de apoyo a la nueva campaña Evoluciona, que desde este año y hasta 2022 llevará por todo el territorio cubano planteamientos contra la violencia de género, comenzando por abordar el problema del acoso, durante un acto en La Habana. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

La representante del gobierno por el barrio y diputada, Margarita Basilia Araujo, sostuvo que hoy las comunidades, en especial los municipios, tienen algunas ayudas sociales generales que se pueden usar para atender a las mujeres víctimas.

Por su parte, la trabajadora social Ana Esther Suárez opinó que, “cuando hay violencia intrafamiliar muy grande, se puede dar la opción a la persona perjudicada de pedir terrenos ociosos estatales para construir por esfuerzo propio su vivienda, y luego puede solicitar el subsidio para construirla”.

Suárez explicó que en Alamar Este se apoya a las mujeres maltratadas con plazas para sus hijos en las guarderías públicas, que no cubren la demanda y son subvencionadas, además de sumarlas a actividades que las saquen de sus hogares y las vinculen a la sociedad en busca de elevar su autoestima y empoderamiento.

“Tenemos que enfrentar una serie de tareas y misiones para las que nunca tendremos respaldo económico”, sostuvo Olga Lidia Valdés, investigadora del TTIB. Mientras Lidia María Moré detalló que gracias al proyecto disponen de una red de contactos para derivar casos que llegan de otros municipios.

La socióloga Magela Romero, una de las coordinadoras por la Universidad de La Habana del proyecto, dijo que “se han incorporado más de 120 personas, que destacan por el protagonismo alcanzado en los municipios como los especialistas de los TTIB, trabajadores sociales, gobiernos, cultura, educación, salud pública, deporte y la policía”.

La iniciativa, que fortaleció las redes de apoyo con los recursos y servicios disponibles en las comunidades, contribuyó a dar una respuesta local a un problema sin una política pública específica nacional.

Según la Encuesta Nacional de Igualdad entre los Géneros, 27, 9 por ciento de las 10.698 mujeres entrevistadas declararon haber recibido algún tipo de maltrato en los 12 meses previos al sondeo, realizado en 2016.

De ellas, solamente 3,1 por ciento buscó ayuda para sí y 0,9 por ciento lo hizo para otra.

Edición: Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El artículo Vivienda obstruye atención a mujeres víctimas de violencia en Cuba fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Países africanos muestran cierta transparencia en el gasto militar

IPS español - seg, 03/12/2018 - 13:18

Un panel de debate sobre políticas para la paz. Crédito: Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri).

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Dec 3 2018 (IPS)

Cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) comenzó a publicar informes anuales sobre el gasto militar, en 1981, no logró la participación de los 193 miembros de forma voluntaria en ese ejercicio de transparencia, principalmente porque el presupuesto de defensa y el gasto militar es un asunto secreto en la mayoría de los estados.

El objetivo original de los informes, según la Oficina de Asuntos de Desarme de la ONU, era facilitar la reducción del gasto militar, en particular dado que se destinan billones de dólares a defensa, llegando a 1,7 billones (millón de millones) en 2017.

La ONU ha reclamado de forma enérgica, pero sin éxito, que se desvíen sumas significativas del gasto militar hacia la asistencia al desarrollo, incluidos los necesarios 100.000 millones de dólares que se necesitan para reducir las emisiones de gases invernadero para 2020 y contener el impacto del cambio climático.

Según Unoda, unos 126 estados miembro envían sus reportes al secretario general de forma regular o lo hicieron al menos una vez.

Pero muy pocos países mandan sus informes cada año, a no ser por unos cuantos que lo hacen de forma regular, a pesar de las diferencias significativas en la forma de presentar los datos.

La transparencia en materia de armamento, según la ONU, contribuye a la seguridad internacional al fomentar la confianza entre los países.

Pero en un ejercicio de transparencia, numerosos países de África subsahariana han enviado reportes sobre su gasto militar, como refleja el último informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri), publicado en la tercera semana de noviembre.

Según los análisis del instituto, entre los países con una transparencia relativamente alta se destacan: Burkina Faso, Chad, República Democrática del Congo (DRC), Costa de Marfil, Ghana, Namibia, Sudáfrica y Tanzania, dijo a IPS el investigador del Programa sobre Gasto Militar y Armamento de Sipri, Nan Tian.

Y entre los menos transparentes están Eritrea, Etiopía, Malawi, Lesotho, Gambia, Guinea Ecuatorial y Yibuti, apuntó.

La Unoda insiste en que la información militar es importante, y en particular el gasto militar, porque ayuda a construir la confianza entre los países.

Al mismo tiempo, también sirve para ayudar a los gobiernos a determinar si ocurren acumulaciones excesivas o desestabilizadoras de armas.

El Sipri también destacó que la transparencia en el gasto militar en África subsahariana es mayor que el esperado.

Entre 2012 y 2017, 45 de los 47 estados de la región estudiados hicieron público por lo menos un documento con el presupuesto oficial en Internet.

“Al contrario de lo que podría creerse, los países de África subsahariana muestran una gran transparencia respecto de su gasto militar”, observó Tian.

La ciudadanía de todo el mundo debería saber cómo y a dónde se destinan los fondos públicos.

Por otro lado, la participación global en los reportes sobre el gasto militar enviados a la ONU alcanzó su nivel más bajo, observaron Tian y Pieter Wezeman, investigador del mismo programa que Tian en Sipri, en un comunicado de prensa conjunto.

“La última información que tenemos es que en 2018, solo 32 países remitieron sus datos relativos al gasto militar de 2017”, indicaron.

En el período 2008-2017, solo cinco países de África subsahariana enviaron sus informes por lo menos una vez, y ninguno entre 2015 y 2017.

Este año “todavía no terminó, pero hasta donde sabemos, ningún país africano mandó informes en 2018”.

Pero los datos de Sipri muestran que los gobiernos de 45 países de la región publicaron sus presupuestos de defensa o cifras del gasto militar entre 2012 y 2016, precisaron Tian y Wezeman.

Esos estados podrían haber usado esa información para enviar a la ONU sus propios formatos o un formulario simplificado.

Natalie J. Goldring, del Programa de Estudios de Seguridad en la Facultad de Servicio Exterior Edmund A. Walsh, de la Universidad de Georgetown, dijo a IPS que el último informe de Sipri tiene buenas noticias para los analistas y activistas preocupados por la transparencia en materia de defensa.

El instituto documentó la publicación de 45 de los 47 países de África subsahariana por lo menos en algún año entre 2012 y 2017.

La ONU tienen desde hace tiempo un instrumento para reunir información sobre el gasto militar de los estados miembro.

Pero lamentablemente, la participación en ese instrumento ha sido lenta en los últimos años. Y la vasta mayoría de los países que mandaron este año información relativa a sus presupuestos de 2017 están en Europa.

El resto de las regiones del mundo están muy mal representadas.

“Es irónico que tantos países de África publiquen sus informes a título individual, pero decidan no enviar los mismos datos a la ONU”, observó Goldring, quien también representa al Instituto Acrónimo para la Diplomacia del Desarme ante el foro mundial para cuestiones de armas convencionales y comercio de armas.

Los estados miembro suelen aducir cansancio por la presentación de informes debido a los numerosos, y a veces hasta superpuestos, pedidos de información, los que se tornan una carga para agencias y departamentos escasos de personal, observó.

“Una solución posible sería tratar de reducir el número de informes y crear formularios estándares para recolectar datos que, de lo contrario, se remitirían en múltiples informes”, propuso.

“La inclusión de virtualmente todos los países subsaharianos en el informe de Sipri es una buena noticia, pero conocer el valor monetario del presupuesto militar no aporta más que eso. El gasto militar no es un buen reflejo del poderío bélico de los países”, acotó.

Por ejemplo, el espantoso poder de destrucción de las armas pequeñas y ligeras usadas en los conflictos en todo el mundo está totalmente desproporcionado con respecto a su costo relativamente modesto, añadió.

En lo que respecta a la transparencia de los países de Asia, América Latina y Medio Oriente, Tian y Wezeman señalaron que no hicieron comparaciones en el informe ni un análisis extensivo de otras regiones en los últimos años.

“Pero sobre la base de los continuos monitoreos que hace el Sipri del gasto militar en el mundo, podemos esbozar la situación en otras regiones”, apuntaron.

La transparencia en América Latina es relativamente alta, pues para todos los países suele haber información útil y detallada.

En Asia, la transparencia varía mucho. Los gobiernos de India, Pakistán, Bangladesh, Filipinas, Malasia, Kazajistán e Indonesia publican datos útil acerca de su gasto militar.

Pero en Vietnam, Camboya, Laos, Corea del Norte, Uzbekistán y Turkmenistán, el gasto militar se mantiene secreto, mientras que la información disponible de China es incompleta.

En Medio Oriente, la transparencia también varía mucho.

Turquía, Israel, Irán y Jordania publican información detallada, mientras que los datos públicos de Arabia Saudita, Marruecos, Egipto e Iraq son mínimos, y “no encontramos datos útiles de Emiratos Árabes Unidos ni de Qatar”, indicaron.

Traducción: Verónica Firme

Artículos relacionados

El artículo Países africanos muestran cierta transparencia en el gasto militar fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

First-ever UN report on disability and development, illustrates inclusion gaps

UN SGDs - seg, 03/12/2018 - 12:38
The United Nations launched its first-ever flagship report on disability and development on Monday; published by, for, and with, persons with disabilities, in the hopes of fostering more accessible, and disability-inclusive societies.
Categorias: Internacionais

Redefiniendo la pobreza multidimensional para no dejar a nadie atrás

IPS español - seg, 03/12/2018 - 11:38

Los rostros de la pobreza. Crédito: Andrea Egan/PNUD

Por Carolina Rivera y Monica Jahangir
NACIONES UNIDAS, Dec 3 2018 (IPS)

La pobreza tiene dimensiones que van más allá de la falta de ingresos. Por ello, la necesidad de avanzar hacia una mejor comprensión de las múltiples formas en que las personas experimentan la pobreza está ganando terreno, como lo está haciendo también, la importancia de medir dichas carencias.

El entendimiento de ambas cuestiones es vital para una mejor toma de decisiones. Esta aproximación comparte además similitudes con el enfoque de desarrollo humano, ya que considera múltiples dimensiones del bienestar, desde la salud, la educación y los ingresos hasta participación política y empoderamiento.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha sido pionero en el desarrollo de mediciones multidimensionales de la pobreza que busca ampliar este debate con el Índice de Pobreza Multidimensional (IMP).

Pero, a pesar de que esta medición va más allá del simple nivel de ingresos, se enfoca generalmente en aquellos aspectos de la pobreza conocidos como “objetivos”. Es decir, estudia un conjunto de bienes y servicios tangibles, sin los cuales las personas podrían definirse como pobres.

Sin embargo, la pobreza también tiene un lado subjetivo: las personas también pueden ser consideradas pobres debido a como se sienten con respecto a aspectos importantes de sus vidas – las dimensiones que ellos valoran.

En la actualidad, cuando se evalúa el nivel de desarrollo de una sociedad, está ampliamente aceptada la importancia de considerar también aspectos subjetivos del bienestar– las conocidas como mediciones de felicidad o satisfacción con la vida.

Lo mismo es aplicable a la pobreza, que también cuenta con elementos subjetivos. La pobreza puede afectar a los seres humanos de diferentes maneras, ya sea internamente (por ejemplo, con sentimientos de vergüenza o humillación) o externamente (falta de poder político y de participación).

Dentro de este marco y en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que pide “poner fin a la pobreza en todas sus formas en todas partes“, el Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo y la Universidad de Oxford, a través de su proyecto “La pobreza en todas sus formas: determinando las dimensiones de la pobreza y cómo medirlas”, lideran una conversación a nivel global para redefinir la pobreza reexaminando  todas sus dimensiones clave, así como la manera en la que éstas interactúan entre sí.

Basados en la metodología de fusión de conocimientos, este proyecto es un programa de investigación internacional que aúna  académicos y profesionales, con personas que han experimentado la pobreza de manera directa, como co-investigadores, poniendo a todos los actores al mismo nivel.

La investigación comienza con una discusión de grupo, en el que personas con antecedentes similares se reúnen para discutir sus experiencias, conocimientos y percepciones de pobreza.

Los diferentes grupos se reúnen más tarde para compartir sus hallazgos y trabajar para expandir las definiciones tradicionales de pobreza. Equipos nacionales, que incluyen académicos, profesionales y personas que han vivido en la pobreza, están llevando a cabo investigaciones en Bangladesh, Bolivia, Francia, Tanzania, Gran Bretaña y Estados Unidos.

Las principales conclusiones serán consolidadas en el ámbito nacional para después fusionarse internacionalmente e identificar las dimensiones de pobreza comunes entre regiones.

Utilizando la imagen de las ondas circulares que crea una piedra lanzada a un estanque, el grupo priorizó sus dimensiones de pobreza, del mayor (centro) al menor impacto en la vida de las personas. Crédito: PNUD

Reconociendo la importancia de este trabajo, la Oficina del Informe de Desarrollo Humano participó en uno de los grupos de trabajo, compartiendo su experiencia en la definición y medición de la pobreza multidimensional a través del enfoque de desarrollo humano, que se centra en las personas, así como sus oportunidades y elecciones.

El desarrollo humano aspira a que las personas posean mayor libertad para llevar vidas que valoren. Ese fue precisamente uno de los puntos de partida iniciales del proyecto: se preguntó a los participantes – ¿cuáles son los aspectos de sus vidas que valoran más?

Una investigación participativa como esta puede desafiar los conceptos tradicionales al dar voz a quienes son los verdaderos expertos en lo que realmente significa ser pobre. Los resultados pueden redefinir, por lo tanto, la manera en la que las políticas públicas en todo el mundo se enfocan para erradicar la pobreza.

En sus intervenciones, muchos de los participantes del programa se guiaron por un enfoque tradicional y posicionaron las necesidades básicas como el centro su propia jerarquía de pobreza. Sentían que únicamente al satisfacerlas, los seres humanos pueden participar en la sociedad y en la vida política, desarrollarse profesionalmente, conectarse con otros y encontrar su propósito en la vida.

Sin embargo, otros participantes tenían una opinión diferente. Sentían que la dimensión más importante de la pobreza era cómo se percibía a los individuos, así como el derecho a su dignidad e identidad. Si uno mira la pobreza de esta manera, es posible ver sus dimensiones como ligadas al (o más bien, a la falta de) respeto a sus derechos humanos.

Definir la pobreza de una manera no tradicional puede apoyar el monitoreo tanto de la pobreza como de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y ayudar a  los países diseñar soluciones innovadoras para combatirla desde áreas no comunes. Tales áreas a menudo pueden ser descuidadas, al menos en parte debido a la dificultad de medir conceptos como identidad y autoconciencia, conexiones sociales y un sentido de pertenencia.

Esperamos que este trabajo contribuya a aumentar la importancia de tales medidas y sirva como sustento para que se incluyan en la recopilación de datos estadísticos en todas partes.

Este artículo fue publicado originalmente por la Oficina de Informe sobre Desarrollo del PNUD. IPS lo reproduce por un acuerdo especial con el PNUD.

RV:EG

El artículo Redefiniendo la pobreza multidimensional para no dejar a nadie atrás fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

COP24: green, gender focus, as UN's crucial climate change conference gets underway

UN SGDs - dom, 02/12/2018 - 15:37
COP24,  the two-week 24th conference of the parties of the United Nations Climate Change Convention (UNFCCC), started on Sunday in Katowice, Poland, with a special focus on carbon neutrality and gender equality. 
Categorias: Internacionais

Trump reafirma en G20 su aislacionismo sobre cambio climático

IPS español - sab, 01/12/2018 - 20:07

Manifestantes protestan en Buenos Aires contra la 13 Cumbre del Grupo de los 20, que acogió la capital argentina el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, cerrada con débiles consensos, salvo sobre cambio climático, en el que el presidente estadounidense, Donald Trump, reafirmó su rechazo al Acuerdo de París. Crédito: Daniel Gutman/IPS

Por Daniel Gutman
BUENOS AIRES, Dec 1 2018 (IPS)

El cambio climático volvió a convertir al G20 en 19+1, con Estados Unidos aislado del resto del mundo. El presidente Donald Trump mantuvo su rebeldía sobre el tema en la cumbre de dos días de los grandes países industriales y emergentes que concluyó este sábado 1 en la capital argentina.

Ni siquiera la redacción de una declaración final suavizada en aras del consenso, en el que no se ponen plazos para la puesta en marcha de acciones que contribuyan a la adaptación y mitigación del cambio climático, sirvió para sacar a Trump de su aislamiento en el consenso multilateral mundial al respecto.

En el documento de 31 puntos, el gobierno estadounidense hizo incluir un apartado especial, con el número 21, en el que advirtió que la principal economía del mundo seguirá apostando al crecimiento, “utilizando todas las fuentes de energía y tecnologías”.

Los otros 18 países y la Unión Europea (UE), que completan el G20 (Grupo de los 20), adhirieron  al punto 20, en el cual se comprometen a la “plena implementación” del Acuerdo de París sobre cambio climático, al que califican como “irreversible”.

Estados Unidos forzó que se puntualizara su retiro de ese tratado multilateral, efectuado en 2017, para adherir la declaración y que la cumbre de Buenos Aires, la primera que acogió en un país sudamericano, no terminase como la precedente, realizada en la ciudad alemana de Hamburgo, sin documento final.

El Acuerdo alcanzado en diciembre de 2015 en la capital francesa establece medidas para la reducción de gases de efecto invernadero, cuya principal consecuencia es la necesidad de poner en marcha la transición hacia fuentes de energía y tecnologías limpias, camino que Trump ratificó otra vez que no transitará.

Los demás países, de todas maneras, debieron encontrar un delicado equilibrio en materia de cambio climático que dejara a todos conformes con el documento.

“Se acordó incluir en el texto una referencia a la importancia de las acciones de adaptación al cambio climático y de impulsar economías más bajas en carbono. Pero se prefirió no hablar de plazos para lograrlo ni de cómo se obtendrá el financiamiento”, explicó a IPS el secretario de Ambiente del país anfitrión, Sergio Bergman.

“En esos temas están las verdaderas diferencias, así que los evitamos. Mejor que se discutan en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre Cambio Climático, que empieza en pocos días en Polonia”, agregó.

En ese sentido la cumbre de Buenos Aires pareció demostrar que, aun cuando se excluya a Estados Unidos, tampoco es sencillo lograr consensos con respecto a los compromisos globales para mitigar el recalentamiento planetario.

“Trump es el que grita, pero hay otros países que, en silencio, también tienen problemas para implementar lo acordado en París”, reconoció Bergman.

Los desacuerdos en cuanto al cambio climático no impidieron que el presidente argentino, Mauricio Macri, celebrara como un éxito una cumbre que trajo simultáneamente por primera a Buenos Aires a los jefes de Estado y de gobierno de los países más influyentes del mundo.

Foto de familia de la 13 cumbre del Grupo de los 20 en Buenos Aires, en el Teatro Colón, donde se ofreció un espectáculo para los líderes de grupo, en algunos casos acompañados por sus parejas. Crédito: G20 Argentina

El G20, que nació en 1999 como un foro exclusivamente financiero, celebra desde hace 10 años, tras el estallido de la última crisis económica global, cumbres anuales que reúnen a los líderes de los países que, en conjunto, reúnen un 66 por ciento de la población mundial y un 85 por ciento del producto interno bruto.

Así, el chino Xi Jiping, el ruso Vladimir Putin, la alemana Angela Merkel, el indio Narendra Modi y el japonés Shinzo Abe, entre otros, pasaron por Argentina junto a Trump en la 13 cumbre del que hasta la llegada de Trump pretendió ser el gran directorio de los consensos mundiales entre el Norte y el Sur.

Macri seguramente imaginaba llegar a esta Cumbre en otra situación, ya que 2018 ha sido un muy año malo para Argentina y en consecuencia para su presidencia: la economía se derrumbó y quedó seriamente en duda su capacidad para conducir del país.

Con una devaluación de la moneda local, el peso, que superó el 100 por ciento, una inflación que este año rondará el 50 por ciento y un fuerte deterioro del poder adquisitivo de la población, Macri recurrió este año al auxilio del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo internacional de crédito accedió a prestarle a la Argentina más de 57.000 millones de dólares, pero a cambio impuso una drástica reducción del gasto público, que generó una fuerte caída de la actividad económica y empeoró la situación social: de acuerdo a estudios privados, la pobreza en este país sudamericano ya supera el 30 por ciento.

Con este telón de fondo, había especial inquietud en las autoridades por la posibilidad de protestas contra la Cumbre que se desbordaran. Existía, además, el antecedente de los graves hechos de violencia producidos en la cumbre de Hamburgo.

Parte del operativo de seguridad en los alrededores del legislativo Congreso Nacional argentino en la tarde del viernes 30, para impedir que se acercase al lugar la manifestación realizada en Buenos Aires en rechazo a la Cumbre del Grupo de los 20. Crédito: Daniel Gutman/IPS

El operativo de seguridad incluyó el despliegue en la capital argentina de 22.000 agentes de fuerzas de seguridad, con tanques y exhibición de armas largas.

No solo fueron custodiadas las áreas en las que se movieron los líderes, sino también se impuso un cerco de seguridad al legislativo Congreso Nacional, punto de llegada la tarde del viernes 30 de una manifestación de protesta, a unos cinco kilómetros de la sede de las deliberaciones de los mandatarios, en un centro de convenciones junto al río de La Plata.

El recorrido de la movilización por la ciudad fue acordado en los días previos por el Ministerio de Seguridad con Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980 por su denuncia de las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar (1976-1983).

Finalmente la manifestación se desarrolló sin ningún incidente y con la participación solamente de partidos políticos de izquierda y organizaciones sociales, que rechazaron tanto al G20 como al FMI.

“Estamos aquí porque entendemos que los líderes mundiales vienen a avalar el plan de ajuste de Macri”, dijo a IPS Celeste Fierro, integrante de Anticapitalistas en Red, una organización que reúne a militantes de izquierda de distintos países.

“Hay mucha bronca en Argentina por la situación y todo el montaje que se hizo en Buenos Aires para esta Cumbre la agravó”, agregó Fierro.

La protesta se vio devaluada por la ausencia de los partidarios de la expresidenta de centroizquierda, Cristina Fernández (2007-2015), principal opositora a Macri.

Si bien 10 días antes participó de una llamada “Contracumbre” celebrada en un estadio de fútbol, que reunió a figuras regionales como la destituida ex presidenta brasileña Dilma Rouseff, Fernández mantuvo un prudente silencio durante la Cumbre.

Así, el único momento incómodo de la Cumbre que vivió Macri no se la proporcionó la sociedad argentina sino Trump.

El presidente argentino tuvo una breve reunión bilateral con su par de Estados Unidos. Más tarde, la vocera de la Casa Blanca informó que los dos mandatarios se comprometieron “a enfrentar la actividad económica depredadora china”.

Macri lo rechazó y aseguró que su gobierno “no ve la presencia china como una amenaza sino como una oportunidad”.

En Argentina, igual que en el resto de América Latina, se ha convertido durante los últimos años en el inversor principal de los proyectos de desarrollo.

Deseoso de agradar al presidente chino después de la acción de la Casa Blanca, Macri aseguró que Xi “cada vez se hace más fanático de la Argentina. Ya no solo le gusta el fútbol y el tango, sino que ahora también le encantan la carne y el vino”.

Edición: Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El artículo Trump reafirma en G20 su aislacionismo sobre cambio climático fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

‘Be the change’ we desperately need, UN deputy chief urges global youth

UN SGDs - sex, 30/11/2018 - 17:46
Young people are the leaders and torchbearers the world “desperately needs” but they also face serious challenges when it comes to realizing their potential, the United Nations Deputy Secretary-General has said.
Categorias: Internacionais

G20 told crucial COP24 climate change conference 'must succeed': Guterres

UN SGDs - sex, 30/11/2018 - 14:18
During press briefings at the beginning of the G20 meeting of industrialized nations in Buenos Aires, UN Secretary António Guterres described the event as an essential forum, citing a lack of confidence and high level of confrontation within the international community.
Categorias: Internacionais

Escuchen nuestra voz: el reclamo de adolescentes latinoamericanos

IPS español - sex, 30/11/2018 - 13:57

“Escuchen nuestra voz, entiendan nuestra voz, respeten nuestra voz, acepten nuestra voz, implementen nuestra voz”, gritaron el medio centenar de adolescentes latinoamericanos, al concluir un encuentro regional donde los jóvenes presentaron sus exitosas iniciativas para mejorar la situación de sus entornos. Crédito: Cepal

Por Orlando Milesi
SANTIAGO, Nov 30 2018 (IPS)

Cincuenta jóvenes de 16 países latinoamericanos denunciaron crecientes abusos sexuales y discriminación por razones como las étnicas, contra la población infantil y adolescente de la región, y reclamaron mayor participación en la solución de los problemas que los aquejan, durante un encuentro en la capital chilena.

Bajo el lema “En la ruta de la Igualdad: a 30 años de la Convención de los Derechos del Niño”, durante el primer Conversatorio Regional de América Latina y el Caribe se presentaron 17 proyectos, seleccionados entre 696 propuestas de  innovación social, que grupos de jóvenes desarrollan han creado y ejecutan para impulsar una mayor igualdad y desarrollo sostenible en sus países.

Más de 2.000 jóvenes de la región postularon sus proyectos en el marco de la iniciativa Concausa 2030, promovida, como el encuentro en Santiago, por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).“La desigualdad, la falta de oportunidades, la mala calidad  educativa, las situaciones económicas desfavorables, las pandillas, patrones de violencia a nivel familiar y la falta de efectividad de los gobiernos al momento de recibir las denuncias, darle seguimiento y hacer políticas públicas para prevenir estos actos, son factores que inciden en el  incremento de la violencia”.

Durante la reunión realizada entre el martes 27 y el jueves 29, adolescentes de entre 15 y 17 demandaron, junto con mayor participación, educación  gratuita y de calidad, medidas a favor de la inclusión y contra la discriminación, y políticas para su inserción laboral y contra la violencia de que son víctimas especiales.

“Escuchen nuestra voz, entiendan nuestra voz, respeten nuestra voz, acepten nuestra voz, implementen nuestra voz”, gritaron los jóvenes en la sesión de clausura donde leyeron sus conclusiones en presencia de representantes de los gobiernos de la región y de agencias de Naciones Unidas.

“No queremos más violencia en contra de nosotras, las niñas y mujeres  jóvenes de Guatemala, de América Latina y del mundo”, dijo a IPS la guatemalteca Alejandra Teleguario, de 17 años, quien cursa segundo año de la carrera de magisterio infantil bilingüe intercultural en su país.

“En Guatemala hay un alto índice de  acoso sexual en contra de niñas jóvenes y mujeres. La tasa es bastante alta  en el departamento de Quetzaltenango, adonde nosotros estamos. Hasta octubre del 2018 se han registrado 4.000 casos de embarazos de niñas y adolescentes de entre 10 a 17 años. A nivel nacional hay más de 65.000 casos”, desgranó antes de destacar que situaciones similares se repiten en la región.

“Creemos que las  injusticias siempre prevalecen y todos esos casos no han sido resueltos por nuestras autoridades” agregó, para después expresar su alegría porque pudieron plantear esta realidad  ante el vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, presente en la sesión en la cual explicaron su proyecto: “Niñas ayudando a niñas”.

Su iniciativa brinda talleres de autoayuda y de bisutería a mujeres víctimas de diferentes formar de maltrato, incluido el abuso sexual.

Cabrera reconoció que su país enfrenta desafíos para garantizar los derechos de la infancia, sin embargo, destacó que “estamos en camino de trazar una hoja de ruta que realmente cambie a nuestro país”.

En la inauguración del Conversatorio, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena sostuvo que “la participación juvenil es ineludible para alcanzar la Agenda 2030: un desarrollo sostenible que tiene como horizonte la igualdad no puede lograrse sin el compromiso de todos”.

“Los jóvenes no son indiferentes al deterioro ambiental ni a la desigualdad. Mucho menos a la violencia y la desigualdad de género”, agregó.

La población de América Latina y el Caribe alcanzó este año a 652 millones de habitantes de los cuales 193 millones son niños, niñas y adolescentes.

Los adolescentes Nallely Blas Lucas, Daniel Díaz Esquivel y Ana Karen de Jesús Martínez viven y estudian en el pueblo de San Ildefonso, en el central estado mexicano de Querétaro, donde impulsan el proyecto Comercialización Justa de Artesanías, para valorizar el trabajo de las artesanías del pueblo indígena otomí. Crédito: Orlando Milesi/IPS

 

El acto inicial fue encabezado también por Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef,  María Cristina Perceval, directora regional para América Latina y el Caribe de la misma agencia, y Benito Baranda, presidente ejecutivo de la organización no gubernamental América Solidaria Internacional, también promotora de Concausa.

Baranda dijo a IPS que  “los problemas que tienen hoy los jóvenes de América Latina y el Caribe son muy parecidos a los de los adultos. Tienen los mismos problemas de seguridad, de pobreza y de  falta de oportunidades”.

“Por eso es tan importante que los jóvenes participen hoy día porque si ellos no exigen el respeto de sus derechos, van a sufrir lo mismo que sufrieron sus padres: una permanente violencia del Estado, de las personas y de la sociedad sobre ellos”, afirmó.

Añadió que por el período de vida,  los problemas de los jóvenes “son más urgentes porque se está hipotecando el presente y el futuro  de ellos,  se está causando un daño que después va a ser extremadamente difícil de recuperar”.

En la asamblea, Baranda urgió a los jóvenes a pasar de la indignación al compromiso y a trabajar por un trato más igualitario.

“La peor desigualdad es la de trato, color, idioma, estatura. Ustedes pueden cambiar esa desigualdad. Con un trato igualitario es muy fácil acceder a la justicia. Ustedes pueden construir un continente más igualitario”, dijo en la sesión inaugural.

Proyectos que generan cambios

Sofía Fernández, una joven uruguaya no vidente,  conmovió a todos cuando contó la campaña “Decímelo a mí”  y demandó atención  a los problemas de  salud sexual y reproductiva de ciegos y sordos, además de una educación  inclusiva.

Entre los 17 proyectos seleccionados, hubo  provenientes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador,  Guatemala, Honduras,  México,  Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

En San Ildefonso Tultepec, al sur del central estado mexicano de Querétaro, donde viven unas 3.000 indígenas otomís, se desarrolla el denominado Comercialización Justa de Artesanía, que capacita a jóvenes indígenas.

Ana Karen de Jesús Martínez, de 17 años, quien cursa  quinto semestre de  bachillerato, dijo a IPS que “lo  principal es ayudar a la economía de nuestras familias con talleres  que hacen videos para mostrar y comercializar las artesanías. Un segundo taller busca que los indígenas sepan el valor tienen sus  artesanías y así no  las rebajen”.

“La perspectiva es concientizar sobre el valor que tiene la artesanía,  nuestra cultura, vestimenta y lengua  materna.  Queremos mejorar la economía, pero también promover nuestra cultura”, agregó.

La ecuatoriana María Belén Proaño, de 17 años, impulsa el proyecto radial Mi voz Tu voz, en el municipio de La Libertad, a dos horas de Guayaquil, la capital económica del país. “Es un programa radial que busca hacer escuchar la voz de muchos niños que no tuvieron el apoyo de sus familias”, explicó a IPS.

“Podemos reflejar con nuestras voces los problemas de bulling (acoso escolar) que pasa bastante  en la Unidad Educativa  y generamos conciencia  en niños, niñas, jóvenes  y adultos, que son  los responsables  del caminar de nosotros”, resumió Jhonny Ramírez, también de 17 años a IPS.

Antes, durante la exposición de su proyecto, contó el caso de un niño que se suicidó tras sufrir acoso escolar por sus compañeros.

“Me llena de orgullo escuchar a niños que no podían hablar  y que lo hacen a través de la radio, algunos de ocho años”, afirmó la ya estudiante universitaria Andrea Oyarvide.

“Por nosotros comienza el cambio. Lo que hacemos es tratar de reflejar seguridad en los niños que nos cuentan sus miedos, errores, metas, objetivos. Los niños están tratando de alzar su voz”, dijo convencida a IPS.

“Es muy importante proteger nuestra integridad para garantizar el buen desarrollo de un país, ya que somos personas que estamos cambiando el futuro” afirmaron los jóvenes en su declaración final, leída en español, francés, inglés, portugués, creolé  y quechua, entre aplausos de los adultos funcionarios de gobiernos, expertos, parlamentarios y periodistas.

“La desigualdad, la falta de oportunidades, la mala calidad  educativa, las situaciones económicas desfavorables, las pandillas, patrones de violencia a nivel familiar y la falta de efectividad de los gobiernos al momento de recibir las denuncias, darle seguimiento y hacer políticas públicas para prevenir estos actos, son factores que inciden en el  incremento de la violencia”, concluyeron los adolescentes.

Y por ello, proponen “mejorar las políticas públicas para que sean  inclusivas, eficientes y todos los niños, niñas y adolescentes seamos protegidos ante todo tipo de violencia”.

Edición: Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El artículo Escuchen nuestra voz: el reclamo de adolescentes latinoamericanos fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais