IPS español

Divulgar conteúdo
Periodismo y comunicación para el cambio global
Atualizado: 4 minutos 8 segundos atrás

Sobrevivientes, el centro de solución a violencia sexual en conflictos

seg, 24/06/2019 - 13:43

Un grupo de niñas en Darfur, una región conflictiva de Sudán. Los cuerpos de las mujeres y las niñas son un arma utilizada en los conflictos armados en el mundo, con consecuencias devastadoras para ellas y sus comunidades. Crédito: Albert González/ONU

Por Tharanga Yakupitiyage
NACIONES UNIDAS, Jun 24 2019 (IPS)

La violencia sexual se mantiene como un “arma” de uso común en conflictos armados, nacionales o internacionales, lo que sigue amenazando la paz colectiva y la seguridad en el mundo. ¿Qué hacer para mejorar esa situación? La respuesta es colocar a las personas sobrevivientes como protagonistas de sus derechos y de su erradicación.

Funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), junto con representantes del gobierno y de la sociedad civil, se reunieron este mes para abordar como reducir el arma de la violencia sexual en los conflictos y destacaron la importancia de un enfoque que ponga a las personas sobrevivientes de esa violencia, mayoritariamente mujeres, como prioridad.

Esta “es una oportunidad no solo para aumentar la conciencia de la necesidad de poner fin a la violencia sexual relacionada con el conflicto, sino también para ser solidarios y rendir homenaje a las sobrevivientes (mujeres, niñas, hombres y niños)”, dijo la representante especial del secretario general sobre Violencia Sexual en los Conflictos, Pramila Patten.

La también subsecretaria general de la ONU destacó de esos sobrevivientes el hecho de que “a pesar de los horrores han resistido, muestran la determinación, la resolución y el coraje inquebrantable para levantarse y hablar contra este flagelo”.

Amanda Nguyen, fundadora y directora general de la organización no gubernamental Rise, consideró que “la responsabilidad moral más fundamental de una nación es escuchar y ofrecer justicia a los más vulnerables. Y es la responsabilidad moral más fundamental de la comunidad internacional el hacer lo mismo”.

“Los líderes mundiales deben tomar en serio la violencia sexual, y deben ver a todos los sobrevivientes de violencia sexual como seres humanos con su dignidad humana completa”, agregó la activista a favor de las sobrevivientes de violencia sexual y promotora de una ley estadounidense al respecto.

La ONU estima que aproximadamente 35 por ciento de las mujeres y niñas del planeta, lo que equivale a 1.300 millones de personas, han sufrido violencia sexual, mientras que otro estudios elevan esa cifra hasta 70 por ciento, a lo que hay que sumar a hombres y  niños.

En abril, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la Resolución 2467 sobre el problema que reconocía la necesidad de un enfoque centrado en las y los sobrevivientes de la violencia sexual para prevenirla y responder con servicios no discriminatorios y acceso a la justicia.

Patten aseguró entonces que “las guerras se siguen librando sobre los cuerpos de las mujeres y las niñas”, mientras lamentó que las partes en conflicto sigan ejerciendo esa brutal violencia porque “es un método eficaz para atacar a las personas y devastar comunidades enteras”.

Destacó que no hay suficiente conciencia de “las devastadoras consecuencias físicas y sicológicas y la carga social que soportan las sobrevivientes”.

Por su parte el secretario general de la ONU, António Guterres, para quien “la violencia sexual es una táctica de guerra y terrorismo”, ha destacado que “los extremistas y terroristas suelen construir sus ideologías sobre la subyugación de mujeres y niñas y usan la violencia sexual de distintas formas”.

La resolución, promovida por Alemania, salió adelante después que se logró el apoyo de Estados Unidos tras aceptar su exigencia de eliminar toda referencia a la salud sexual y reproductiva, mientras China y Rusia se abstuvieron pero no votaron en contra.

Pero, ¿cómo avanzar en un enfoque centrado en las personas sobrevivientes?

Patten subrayó la necesidad de que las y los sobrevivientes tengan asistencia personalizada que satisfaga sus necesidades específicas.

“La situación de todos las sobrevivientes debe ser la brújula moral que guía nuestras acciones… las sobrevivientes no son un grupo homogéneo. La violencia sexual tiene muchas víctimas”, dijo.

Si bien la historia de miles de mujeres y niñas yazidíes, usadas como esclavas sexuales por los militantes del grupo extremista Estado Islámico, saltó a los titulares internacionales, pero menos conocidos fueron los casos de la violencia sexual ejercida en los conflictos contra las comunidades de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI).

En 2015, Estados Unidos reveló los ataques contra personas LGBTI que se efectuaron en Iraq por diferentes grupos armados como una forma de “limpieza”.

Mientras, la Oficina del Alto Comisionado de Estados Unidos para los Derechos Humanos encontró que 88 por ciento de los solicitantes de asilo y refugiados LGBTI de Honduras, El Salvador y Nicaragua fueron víctimas de violencia sexual y de género en su país de origen.

Nguyen, de la  organización Rise, destacó la necesidad de que las víctimas tengan acceso a la justicia y de incluir a las personas sobrevivientes en la redacción de la legislación para enfrentar este tipo de violencia.

“La paz no es la ausencia de conflicto visible. Para que haya verdadera paz, los sobrevivientes deben tener acceso a la justicia. Sus vidas son las zonas de guerra invisibles que corroen el potencial humano y frenan la promesa de un mundo justo. Su impotencia es nuestra vergüenza. Esta es una paz que todos podemos ayudar a lograr “, dijo.

“Nada es más sagrado que el derecho universal a la dignidad humana”, agregó.

Después de conocer las complejidades en la búsqueda de justicia para las víctimas en Estados Unidos, Nguyen ayudó a aprobar la Ley sobre los  Derechos de los Sobrevivientes de Asalto Sexual, vigente desde 2016, que incluye temas como el no tener que pagar un examen de violación, que puede costar hasta 2.000 dólares, o que esa prueba no se destruya hasta que prescriba el presunto delito.

Desde entonces, Rise ha puesto a los sobrevivientes a la vanguardia, ayudándolos a “defender la existencia de sus derechos civiles” como víctimas sobrevivientes.

“El cambio ocurre cuando podemos decidir y podemos  defender los principios de equidad, igualdad y justicia. Podemos decidir que nadie está impotente y vulnerable cuando estamos juntos. Podemos decidir que nadie es invisible”, dijo Nguyen.

Durante la reunión en la sede de la ONU en Nueva York, Patten destacó la naturaleza transformadora de un enfoque centrado en el sobreviviente.

Ese enfoque, dijo, “esa voz y opción a los sobrevivientes, restaura su acción y voluntad, fortalece su resiliencia… cambiando las dinámicas de poder. Un enfoque centrado en las personas sobrevivientes también puede ser un enfoque profundamente transformador que reafirma a esas sobrevivientes como titulares de derechos”.

T: MF

El artículo Sobrevivientes, el centro de solución a violencia sexual en conflictos fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Sudán entre la consolidación militar y la frágil esperanza de democracia

sex, 21/06/2019 - 15:07

Un efectivo de la Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur, con la misión de asegurar que se cumplan los acuerdos para poner fin al conflicto en la zona del oeste de Sudán. Organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional demandaron este mes que se suspenda su retirada por la nueva tensión en la región y en todo el país. Crédito: ONU

Por Daniel Yang
NACIONES UNIDAS, Jun 21 2019 (IPS)

Los civiles de Sudán siguen arriesgando sus vidas cada día para manifestarse a favor de que la democracia llegue a su país, pero se enfrentan a variados obstáculos para mantener activas sus movilizaciones, incluidos el cierre de calles y la falta de acceso a Internet.

La perspectiva de la democracia sigue siendo incierta en este país del noreste de África, ya que las autocracias regionales ayudan al gobierno militar, hay incesantes choques violentos entre los manifestantes y las fuerzas del gobierno y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se retiró a raíz de una masacre a comienzos de este mes.

Un manifestante sudanés, Abdelfatah Arman, dijo a IPS desde Jartum que la situación sobre el terreno se caracteriza por una violencia continua.

“Comenzamos a ver personal militar uniformado, junto con los Servicios de Inteligencia y Seguridad Nacional” desplegados en las calles, dijo Arman, al recordar a modo de ejemplo lo que sucedió en la última protesta en que había participado en Al Souq Al Arabi, el mercado al aire libre más grande de la capital.

“Estaban fuertemente armados y bloqueando, con sus camionetas pick-up, todas los accesos que conducían a Al Souq o al Palacio Presidencial. Usaron porras y gases lacrimógenos y además había francotiradores en algunos edificios”, dijo en una entrevista con IPS.

“Comenzamos a correr en todas direcciones para salir de allí”, recordó Arman, quien actualmente es estudiante de doctorado en la escuela de Educación de la Universidad de Penn State.

También es periodista e integrante de la plataforma opositora de Fuerzas de Libertad y el Cambio (FCC), que coordina y convoca las protestas.

Desde diciembre de 2018, los manifestantes encabezados por el FFC y la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA) han tomado las calles en media docena de ciudades, exigiendo la renuncia del gobernante de Sudán desde hace 30 años, Omar al Bashir.

Al Bashir fue destituido el 11 de abril y en su lugar se estableció un gobierno militar encabezado por el Consejo Militar de Transición, que ha rechazado la demanda civil de elecciones democráticas.

El 3 de junio la brutal represión de una manifestación pacífica, una acampada frente a la sede del Ejército en Jartum, se saldó con la muerte de más de 100 manifestantes,  lo que ocasionó una ola de indignación internacional.

Más de 40 cadáveres fueron arrojados posteriormente al río Nilo, según denuncias opositoras, mientras también personal de asistencia sanitaria resultó herido, junto con médicos y voluntarios, incluso en los centros hospitalarios.

Human Rights Watch, una de las organizaciones internacionales que ha condenado la masacre, solicitó una investigación de la ONU sobre la violencia desatada por el Consejo Militar.

“La decisión de desencadenar la violencia contra los manifestantes pacíficos es absolutamente injustificada e ilegal, y una bofetada en la cara para aquellos que han estado buscando el diálogo para lograr un traspaso al gobierno civil”, dijo la organización internacional con base en Washington.

La represión continuó con un cierre de Internet por parte del gobierno para desalentar las protestas, cuya convocatoria se produce por plataformas como Facebook, Twitter y WhatsApp.

El cierre de Internet ha empeorado la seguridad civil, dijo el periodista Zeinab Mohammed Salih, en una carta a la British Broadcasting Corporation (BBC).

“Los que estaban obligados a caminar lo hacían portando cuchillos y palos, especialmente en la ciudad gemela de Jartum, Omdurman, para protegerse”, dijo Salih.

El coordinador humanitario de la ONU en Sudán, Gwi-Yeop Son, ha destacado el “deterioro” de la situación humanitaria en Sudán, y ha expresado su profunda preocupación porque medio millón de personas corren el riesgo de contraer infecciones sin tener acceso a los suministros médicos adecuados.

A pesar de los crecientes obstáculos, la SPA reafirmó su demanda de un gobierno civil, convocó a un panel internacional para investigar la “bárbara” masacre del 3 de junio en Jartum y pidió que la población se mantenga en desobediencia civil al Consejo Militar.

Pero, en tanto, autocracias regionales como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos están trabajando en apoyo al régimen de Jartum para fortalecerlo y que logre acallar las protestas.

En abril, se informó que los dos países del Golfo enviaron a los líderes militares de Sudán 3.000 millones de dólares en ayuda para fortalecer los esfuerzos de contrarrevolución del Consejo.

El príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Zayed, prometió “preservar la seguridad y la estabilidad de Sudán” por temor a que la corriente democrática de ese país situado frente a las costas de la península arábiga, pudiera llegar hasta su controlado territorio.

El Grupo Soufan, una firma internacional que brinda servicios de seguridad e inteligencia a gobiernos y organizaciones, advierte que la confrontación sudanesa actual podría degenerar  en una guerra civil a gran escala.

“Hay claros paralelismos con algunas de las protestas de la Primavera Árabe que eventualmente desencadenaron insurgencias en toda regla, incluidas las de Siria, donde el bombardeo indiscriminado inicial contra civiles por parte de los militares incrementó los movimientos de protesta hasta eclosionar en un levantamiento más amplio”, dijo la organización.

Sin embargo, una eventual guerra civil podría terminar en otro regimen militar, repitiendo el camino de Egipto después de la Primavera Árabe.

La ONU ha instado a ambas partes a que reanuden las negociaciones pacíficas y busquen una solución política al conflicto.

En la reunión del Consejo de Seguridad del 14 de junio, los Estados miembros destacaron que el empeoramiento de la situación humanitaria exige un apoyo continuo de la ONU, pero también expresaron que Sudán debe tomar el control de su propio futuro político.

“Una transición pacífica y ordenada con el objetivo de lograr la transferencia del poder político a un gobierno civil, democrático y representativo es la única manera duradera de resolver la crisis actual”, dijo el representante de Bélgica, Marc Pecsteen de Buytswerve.

La ONU retiró a su personal civil en Jartum después de la masacre del 3 de junio, pero ya reanudó el resto de sus operaciones.

El opositor pro democracia Arman, en tanto, aseguró que el FFC, la organización que coordina las protestas, no mantendría negociaciones con el gobierno militar hasta que se investigue la última masacre.

Pero pese  a la tensión actual con el Consejo Militar, el representante de la FCC sigue siendo optimista para una transición democrática.

“Tenemos la esperanza de que si pudimos provocar el derrocamiento del dictador Al Bashir y su sucesor, el general Ahmed Award Ibn Auf, también podríamos lograr la salida del general Abdel al Burhan y la junta militar”, que el líder castrense encabeza.

“Continuaremos nuestra protesta y desobediencia civil hasta que salgan los militares”, dijo Arman. “No aceptaremos nada menos que un gobierno civil dirigido por civiles”, concluyó.

T: MF

El artículo Sudán entre la consolidación militar y la frágil esperanza de democracia fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

De Tony Blair a Mette Frederiksen

sex, 21/06/2019 - 12:39

La nueva primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen. Crédito: Flickr

Por Roberto Savio
ROMA, Jun 21 2019 (IPS)

En el último año, los socialdemócratas, que fueron desapareciendo poco a poco desde la crisis de 2008, protagonizan un discreto retorno. Están en el poder en España, Portugal, Suecia, Finlandia y, más recientemente, en Dinamarca.

Pero las estadísticas son desalentadoras. Las elecciones europeas dieron a los miembros del grupo socialista un 20% de los votos contra el 25% de 2014, en una evidente erosión del 34% alcanzado en 1989 y 1994.

El último éxito en Dinamarca fue de 25,9% de los votos, inferior a 2015. En Finlandia, obtuvieron 17,7%, solo dos décimas más que el Alt Right (derecha alternativa).  Y en Suecia, Stefan Lofven logró ganar su mandato con el voto más bajo en décadas.

En los grandes países, como Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia, se están volviendo irrelevantes. Lo interesante es que los votos perdidos no fueron a favor de la izquierda más radical. Los dos grupos europeos que se unen a Syriza, Podemos, Francia Insumisa, la alemana Linke, obtuvieron solo 5%, por debajo del 7% de 2014. Mientras, los votos se fueron básicamente para la Alt Right.

Ahora los socialdemócratas tienen apoyo popular solo en España (PSOE, 33%) y Portugal (PS, 33.4%). Desde la cuna escandinava de los socialdemócratas, el cambio se produjo en la península ibérica. Hoy Portugal es lo que fue Suecia hace 20 años: un modelo de valores cívicos, tolerancia e inclusión.

El debate se centra ahora en el modelo danés. La nueva primera ministra Mette Frederiksen  viene con un enfoque muy radical contra los inmigrantes, prácticamente idéntico a la visión de Alt Right: deportación de inmigrantes a una isla desierta (a la australiana); confiscación de joyas y otros objetos de valor que traen consigo, así como la prohibición del uso del burka y el niqab en espacios abiertos.

Este fue justo el programa de Alt Right. En 2015, casi 60.000 migrantes llegaron a Dinamarca, pero solo 21.000 obtuvieron asilo. En 2017, la cifra descendió a solo la  cuarta parte de las solicitudes. Al mismo tiempo, Frederiksen prometía aumentar el bienestar, los subsidios para los segmentos más pobres de la población, los incentivos para los jóvenes (ella quiere dejar de fumar: ha prometido aumentar radicalmente el costo de los cigarrillos).

El modelo danés se basa en un hecho simple. Hoy los europeos están gobernados por el miedo. Miedo al futuro, a la llegada de la inteligencia artificial y a los robots que podrían hacer desaparecer el 10% de los trabajos actuales: solo la automatización de los automóviles dejaría sin empleo a casi dos millones de taxistas, conductores de autobuses y de camiones (algo que nunca harán los inmigrantes).

El autor, Roberto Savio

La llamada nueva economía declara abiertamente que la mano de obra es un pequeño componente del producto industrial. El exceso de trabajadores disponibles ha puesto punto final a los tiempos de los puestos de trabajo fijo. Por supuesto, esta realidad contradice el hecho de que la población europea enfrenta un pronunciado declive.

De acuerdo con la  Organización Internacional del Trabajo,  Europa necesitará al menos 10 millones más de personas para seguir siendo competitiva en 2030. Cuando los sentimientos y no las ideas se convierten en la base de la política, y las decisiones se toman desde el instinto y no con el cerebro, entramos en la mitología y nos alejamos de la realidad.

La gran mayoría de los trabajadores italianos vota ahora por Matteo Salvini, el líder de la Liga Norte. Salvini ha hecho del miedo el tema central de su permanente campaña electoral. Como ministro del Interior pasó solo 17 días en su oficina ministerial y todos los demás en la carretera. Ha convertido a los inmigrantes en la principal amenaza para la seguridad de los italianos.  Realiza manifestaciones masivas, besa el rosario católico o la Biblia y asegura que Italia es una esclava de la Unión Europea.

Ha introducido nuevas leyes de seguridad que facilitan la posesión de un arma e impulsa una campaña abierta contra el papa Francisco y sus llamados a la solidaridad y la inclusión.  Sugiere que el papa Francisco podría acoger a todos los refugiados en el Vaticano y se ha aliado con el ala conservadora de la Iglesia para pedirle al papa Benedicto su regreso.

Así, ha duplicado sus votos y está en camino de convertirse en el próximo primer ministro de Italia. Ahora está desafiando a la Unión Europea con la declaración de que no aceptará el límite de déficit del 3%, alegando que actúa en nombre de los italianos y que los italianos van primero que los eurócratas.

Esa es una batalla que va a perder. Los jefes de gobierno europeos, no la Comisión, son los que establecen el límite del déficit. Y sus compañeros soberanistas, como Sebastian Kurz de Austria, Viktor Orbán de Hungría o Mateusz Morawiecki de Polonia, no harán ni un solo sacrificio para permitir a Italia incrementar su déficit.

Italia es un buen ejemplo para entender cómo la realidad ahora no es importante y no es la base para la política. El economista internacional Tito Boeri, director saliente del Instituto Nacional de Seguridad Social (INPS, una institución muy respetada), acaba de publicar su artículo «Los gerentes del miedo».

Los italianos ahora están convencidos de que hay un inmigrante por cada cuatro italianos: la realidad es que hay uno cada 12. Las encuestan muestran que los italianos (y esto es válido para todos los europeos) están convencidos de que enfrentan cuatro problemas con los inmigrantes: 1) les quitarán sus puestos de trabajo; 2) tendrán que financiar de su bolsillo el bienestar de aquellos que no trabajan; 3) hacen las ciudades menos seguras; 4) traen consigo enfermedades contagiosas.

Bueno, dice Boeri, casi 10% de los inmigrantes han creado empresas. Cada inmigrante que es empresario contrata a 8 trabajadores y el empleo de los inmigrantes está altamente concentrado en actividades que los italianos han abandonado. Ellos proporcionan el 90% del trabajo que se realiza en los campos de arroz, 85% en la industria de prendas de coser y 75% en la recolección de frutas y hortalizas. Los salarios en estos sectores no han aumentado en los últimos 20 años. Eran bajos  y siguen siendo bajos.

Pero la razón más importante (y esto también es para toda Europa), es que ahora cada cuatro italianos uno tienen más de 65 años. Mientras, uno de cada 50 inmigrantes tiene más de 65 años. ¿Cómo sobreviviría el sistema de pensiones sin los inmigrantes?

Sin embargo, los italianos de más de 65 años son ahora los que votan por Alt Right. En Italia hay 2 pensionados por cada 3 trabajadores y esta relación desequilibrada  seguirá creciendo. Para mantener el sistema actual, el 83% de un salario se destina al sistema de pensiones. ¿Cuánto le costará en el futuro a las pocas personas trabajadoras mantener a quienes se han jubilado?   En estos momentos, 150.000 jóvenes, los más cualificados, abandonan Italia cada año…

Veamos qué pasa con el crimen. Las estadísticas muestran que, al mismo tiempo que los inmigrantes han aumentado, el crimen ha estado disminuyendo. Y tenemos estadísticas sobre enfermedades contagiosas de la Organización Mundial de la Salud: Turquía, el país que ha recibido en poco tiempo más inmigrantes (más de cuatro millones), no tiene datos para demostrar un aumento de las enfermedades contagiosas. Alemania, la nación que recibió más inmigrantes en un período más corto de tiempo en Europa, tampoco muestra ni un solo incremento en el campo de las enfermedades contagiosas.

Para los historiadores, el miedo y la codicia son motores impulsores del cambio. ¿Cuándo empieza el miedo? Con la crisis económica de 2008, resultado de una financia irresponsable, el único sector global del mundo sin control. La crisis dejó claro el fracaso de la globalización. En lugar de impulsar todos los barcos como sus propagandistas proclamaban, optaron por unos pocos botes y los enriquecieron a un punto sin precedentes: ahora 80 individuos acumulan la misma riqueza que  2,3 mil millones de personas.

La codicia antecede al miedo. Tras la caída del Muro de Berlín, el mundo entró en una orgía de lo privado sobre lo público. El Estado era considerado el enemigo del desarrollo. Todos los costos sociales se redujeron, en particular los de la salud y la educación, por considerarse no productivos.

Jair Bolsonaro en Brasil sigue haciendo lo mismo: ha recortado el presupuesto de las universidades y ha anunciado que quiere «desalentar» la filosofía y la sociología, en favor de los «estudios prácticos», como los negocios, la ingeniería y la medicina. La ganancia pasó a considerarse una virtud esencial.

Se permitió a las empresas buscar el máximo beneficio, relocalizándose en países más baratos, desplazando a las fuentes locales de trabajo, reduciendo salarios y marginando a los sindicatos.  La globalización, en su trayectoria neoliberal, fue considerada imparable.  «No hay alternativa», dijo la famosa Margaret Tatcher, considerada la sirena del neoliberalismo junto a Ronald Reagan.

La marea fue tan fuerte que se llamó «la pensèe unique» (el pensamiento único). Al principio, la izquierda no tenía una respuesta. Pero en 2003 el primer ministro británico, Tony Blair, presentó una propuesta alternativa. Como la globalización es imparable, avancemos y tratemos de domesticarla: la Tercera Vía.

En esencia, se trató de una aceptación de   la globalización. El resultado fue que la socialdemocracia apenas se adaptó y que los perdedores de la globalización dejaron de sentirse defendidos por la izquierda. La globalización hizo movible todo lo que era remunerable (finanzas, comercio, transporte) y dejó al estado solo la responsabilidad de lo inalterable: educación, salud, pensiones y todos los gastos sociales.

Este proceso se acompañó de una reducción considerable de los ingresos nacionales puesto que la globalización pudo (y todavía puede) ocultar las ganancias del sistema fiscal nacional: se estima que 80 billones (millones de millones) de dólares se encuentran en paraísos fiscales, una de las principales razones de la disminución de los ingresos nacionales.

Había mucho menos dinero para distribuir. La deuda pública comenzó a acumularse. En el instante en que escribo asciende a 58.987.551.309.132 dólares (vaya al reloj de la deuda de The Economist para ver cuánto ha crecido). Como resultado, aumentan los servicios de la deuda y se reduce la cantidad disponible para gastos. Nadie habla de esta espada de Damocles que pende sobre la cabeza de los países y sus ciudadanos.

No es de extrañar que la Unión Europea introdujera un límite para los déficits nacionales… Italia debe pagar y debe pagar 30.000 millones de euros cada año por su déficit. La propuesta el gobierno de incrementar el déficit para ganar votos es absolutamente irresponsable…

Vale la pena señalar que antes de la crisis de 2008, no había partidos de la derecha alternativa en Europa, con la excepción de Jean Marie y Marine Le Pen en Francia. Era solo una cuestión de tiempo para que en todos los países alguien comenzara a manejar el miedo y el  declive de los partidos tradicionales que no tenían respuesta ante la marea masiva de la globalización neoliberal. Los inmigrantes están entonces a la mano para avivar el miedo.   Y todas las víctimas de la globalización se convierten en los nuevos campeones…

Ahora, es un lugar común decir que la derecha y la izquierda ya no existen. De hecho, la lucha es entre los soberanistas, nacionalistas teñidos de xenofobia y populismo, y contra los “globalistas”, aquellos que aún creen que la cooperación y el comercio internacionales son vitales para el crecimiento y la paz.

Este debate sobre el presente ignora que la izquierda es un proceso histórico, que data de la primera revolución industrial de principios del siglo XIX. Un número incalculable de personas ha dado su vida para alcanzar la justicia social, frenar la explotación de los trabajadores e introducir los valores de una sociedad moderna y justa en las relaciones internacionales: equidad, democracia participativa y transparente, derechos humanos, paz y desarrollo. Estas fueron las banderas de la izquierda. Este tesoro histórico debe vincularse necesariamente a los tiempos actuales.

La dialéctica derecha-izquierda no ha desaparecido. Basta mirar cómo el creciente movimiento ambientalista de nuestros días se ha visto afectado por la división. Desde Donald Trump hasta Bolsonaro, ven el cambio climático como una operación de izquierda. Y si lees la encíclica del papa Francisco, Laudato Si, (lamentablemente nadie lo hace), verás que la lucha contra el cambio climático es, ante todo, una cuestión de justicia social y dignidad humana. En ese sentido, los partidos Verdes están asumiendo parte de las batallas de la izquierda histórica.

Y esto nos lleva a una cuestión central. ¿Es la solidaridad una parte integral del legado de la izquierda? Porque Frederiksen consiguió su victoria en Dinamarca abandonando la solidaridad y utilizando el nacionalismo y la xenofobia.

Por supuesto, está ofreciendo a sus votantes daneses la suficiente seguridad de restauración de los privilegios para sus ciudadanos.

Está claro que esta es ahora mismo una fórmula ganadora como lo fue la Tercera Vía para Tony Blair en las elecciones británicas de 1997. Salvo su reverencia a la globalización como lo hizo la Tercera Vía. Se inclina ante el nacionalismo, el populismo y la xenofobia, el nuevo Pensè Unique para tantas personas en el mundo. Sería sensato observar si tiene un efecto duradero para lo que se llama a sí misma el ala izquierda…

Periodista italo-argentino, Roberto Savio  fue cofundador y director general de Inter Press Service (IPS), de la que ahora es presidente emérito. En los últimos años también fundó Other News, un servicio que proporciona “información que los mercados eliminan”. 

RV:EG

Artículos relacionados

El artículo De Tony Blair a Mette Frederiksen fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Más megaciudades igual a más presión sobre los bosques

qui, 20/06/2019 - 17:12

En 1990 había solo 10 megaciudades en el mundo, ahora el número se ha triplicado y son 33 las urbes con más de 10 millones de habitantes. Se espera que las megalópolis suban a 43 para 2030, situadas mayormente en países del Sur en desarrollo. Una explosión urbana que presiona sobre los recursos naturales y en especial sobre los bosques. Crédito: Desmond Brown / IPS

Por Desmond Brown
ANKARA, Jun 20 2019 (IPS)

Dos tercios de la población mundial se proyecta que vivirán en ciudades en ciudades en 2050. Un proceso que ya está provocando una presión adicional sobre los bosques, incrementando sus talas para incrementar la producción agrícola.

China, India y Nigeria están entre los países que protagonizan el incremento de la urbanización del planeta, donde se pasará del actual 55 por ciento de la población mundial viviendo en áreas urbanas, a un 68 por ciento en las próximas décadas, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Luc Gnacadia, exministro de Medio Ambiente de Benín y ex secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), afirmó que a medida que más personas se mudan a las ciudades y más de ellas se transforman en megaciudades, más presión se ejerce sobre los bosques.

Eso es así porque la población urbana tiene ingresos más altos y tiende a consumir más, en el caso alimentario más productos de origen animal o procesados, lo que requiere mayores porciones de tierra desarboladas para responder a esta demanda.

“El sistema que tenemos, que es el de la extracción de recursos naturales para atender patrones de consumo basados en el derroche, todavía es el sistema dominante”, dijo Gnacadia a IPS, durante el Congreso Internacional sobre Suelos, que acogió la capital de Turquía entre el lunes 17 y el miércoles 19.

“Hay menos gente (en el mundo rural) que produce más para las ciudades, lo que significa que pueden estar minando el suelo, talando el bosque y haciendo que nos volvamos cada vez más vulnerables a las perturbaciones climáticas y contribuyendo a esas perturbaciones”, dijo el especialista beninés.

Gnacadia subrayó que la neurálgica capa boscosa del planeta se está perdiendo por lo que describió como un mal uso de la tierra para la actividad agropecuaria.

La expansión de la frontera agrícola a nivel mundial se está produciendo mediante la errada formula de invadir y desmantelar ecosistemas tan indispensables como intocados, incluidos los bosques.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) puntualizó durante el Congreso que la expansión de las plantaciones y las áreas urbanas está ejerciendo una presión no sostenible sobre los bosques y sus recursos, lo que perjudica a las comunidades rurales y exacerba los efectos negativos del cambio climático.

“Si queremos disminuir esto, primero debemos considerar el potencial de la tierra y la capacidad de desmonte. Para que se puede usar adecuadamente la tierra, se debe identificar claramente antes la manera sostenible de hacerlo, antes de tomar decisiones”, dijo Gnacadia.

Luc Gnacadia, exministro de Medio Ambiente de Benín y ex secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, en su entrevista con IPS en Ankara, durante el Congreso Internacional sobre Suelos, celebrado en la capital turca entre el 17 y 19 de junio. Crédito: Desmond Brown / IPS

“Cuando usamos la tierra para la agricultura, debemos trazar un mapa claro de esa tierra e identificar dónde goza de buena salud y asegurarnos de evitar su degradación. Todo lo que hagamos debe tener un objetivo. Utilizamos la tierra pero nos aseguramos de que no pierda su productividad, y no agotamos todos sus nutrientes”, planteó.

“Para las tierras que están experimentando alguna degradación, debemos adoptar medidas para reducirla… Se debe evaluar si aún existe, en términos socioeconómicos, el potencial para restaurarla y devolverla a la vida. Si existe ese potencial, entonces hay que hacerlo”, añadió.

En  1990 había solo 10 megaciudades en el mundo, que ahora se han triplicado para alcanzar al número de 33 las urbes con más de 10 millones de habitantes. Se proyecta que para 2030 serán 43 las megalópolis y la mayoría se situarán en países del Sur en desarrollo.

Tokio es la ciudad más populosa del mundo con unos 37 millones de habitantes, seguida de Nueva Delhi con alrededor de 29 millones y Shanghái con 26 millones. Pero se prevé que la capital de India supere la población de la capital japonesa en 2028.

Mariam Akhtar-Schuster, copresidenta de la Interfaz Ciencia-Política de la CNLUD, dice que los países deben implementar un mecanismo integral de planificación del uso de la tierra para poder satisfacer las demandas y necesidades de los hogares y, al mismo tiempo, administrar y conservar de manera sostenible la naturaleza.

“Tenemos que considerar que la población urbana también tiene una demanda de leña y de madera para cocinar y como material de construcción. Todas estas necesidades están afectando los bosques”, dijo la especialista de origen alemán a  IPS.

“Si se produce una expansión no regulada de las áreas urbanas, los bosques cercanos se verán dañados, pero incluso si los bosques no se talan para crear espacio para las viviendas,  son una fuente de leña para cocinar y esto puede conducir a un inmenso proceso de degradación”, añadió.

Akhtar-Schuster hizo hincapié en que la reducción y degradación de los bosques es un problema de gobernabilidad ambiental,

Por ello, a su juicio, “se deben crear procedimientos y regulaciones, sobre cuanta madera se permite sacar de los bosques y cuán lejos deben establecerse los mecanismos de control de los bosques para evitar la tala ilegal y la eliminación de madera para atender la demanda diaria”.

La planificación urbana también debe considerar que se necesita infraestructura para la energía, recalcó Akhtar-Schuster, para insistir en que los bosques son altamente vulnerables al uso humano y esto debe ser atendido.

“No estoy diciendo que no se deban usar los bosques, pero tienen que usarse de forma sostenible y eso significa que hay que establecer muchas regulaciones, especialmente si se produce una expansión urbana”, dijo la funcionaria de la Interfaz de la CNULD.

Consideró que “se requieren años y años y años hasta que un pequeño retoño se convierta en un gran árbol y esta dimensión temporal debe considerarse en cualquier planificación”.

“Debes tener una visión de muy largo plazo si deseas administrar tus bosques de manera sostenible y siempre tendrás que verificar la condición sobre si hay un rejuvenecimiento natural de los bosques, tendrás que controlar también la estructura de la edad de los bosques próximos a las áreas urbanas para que siempre se mantenga saludable”, añadió Akhtar-Schuster.

Otras situaciones que han disminuido los bosques y han cambiado para mal el uso de la tierra tienen su origen en la demanda mundial de productos básicos como el caucho o el aceite de palma.

En el tratamiento de la explotación de esos recursos se recordó especialmente en Ankara los casos de países como Indonesia y Papua Nueva Guinea, donde los gobiernos otorgaron amplias concesiones de tierras a las empresas para impulsar sus economías.

T: MF

Artículos relacionados

El artículo Más megaciudades igual a más presión sobre los bosques fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

¿Un gobierno incompatible con la cultura nacional de Brasil?

qui, 20/06/2019 - 14:31

El presidente Jair Bolsonaro tiene predilección por participar en actos militares, un sostén clave para su gobierno, con ocho de sus 22 ministros militares, la mayoría generales retirados del Ejército. EL mandatario de extrema derecha, un capitán retirado, manifiesta con frecuencia su nostalgia con la dictadura militar (1964-1985) y reivindica volver a la sociedad conservadora de entonces. Crédito: Tânia Rêgo/Agência Brasil

Por Mario Osava
RÍO DE JANEIRO, Jun 20 2019 (IPS)

Suena raro que Brasil haya elegido un gobierno extremista de derecha, moralista y retrógrado, el opuesto de un país cuya imagen internacional es de alegría, libertad de costumbres, convivencia interracial y creatividad cultural.

La contradicción, previsible desde las elecciones de octubre de 2018, tomó cuerpo con la extinción del Ministerio de Cultura, uno de los primeros actos del presidente Jair Bolsonaro luego de su toma de posesión el 1 de enero.

Apareció de forma más cruda en marzo, cuando el presidente difundió por Twitter un video en que dos hombres practicaban la “lluvia dorada” (práctica sexual de orinar sobre la otra persona), señalando que lo hizo para “exponer la verdad” sobre lo que ocurre en los desfiles de carnaval.“Mantienen en el gobierno la misma estrategia de la campaña electoral, hacen mucha agitación, aunque son minoritarios. Producen una sensación que contradice la pérdida de popularidad sufrida por el gobierno, para indicar que sus bases están inctactas”: Alessandra Aldé.

Fue una de las crudas maneras en las que evidencia su rechazo a la gran fiesta nacional, un símbolo global además de la entidad de la población de este país de 210 millones de personas.

En el mundo artístico y de espectáculos es casi unánime la oposición a Bolsonaro, quien en contrapartida fomenta la hostilidad de sus seguidores contra el sector cultural, que acusa de estar contaminado por el izquierdismo y el “marxismo cultural”, tal como las universidades.

Sus adeptos “parecen vivir en un universo paralelo” informándose entre ellos por redes sociales, últimamente usando más a videos en YouTube, según Alessandra Aldé, profesora de comunicación en la Universidad del Estado de Rio de Janeiro.

“Mantienen en el gobierno la misma estrategia de la campaña electoral, hacen mucha agitación, aunque son minoritarios. Producen una sensación que contradice la pérdida de popularidad sufrida por el gobierno, para indicar que sus  bases están intactas”, dijo a IPS la especialista, basada en datos de un grupo académico en participa y que investiga el uso político de medios digitales.

“La sociedad brasileña es más conservadora de lo que creíamos”, señaló para explicar el triunfo electoral del Bolsonaro, un capitán retirado del Ejército cuyas ideas no parecen compatibles con el estereotipo cultural de los brasileños.

El momento de rebelión contra el izquierdista Partido de los Trabajadores, que gobernó el paísl de 2003 a 2016, y contra la política en general encarada como corrupta “hizo emerger el reaccionarismo antes oculto”, sostuvo.

Algunos datos desnudan ese conservadurismo mezclado con racismo, homofobia y el machismo, señaló la investigadora, reflejados en los numerosos feminicidios y asesinatos de homosexuales que ocurren en el país.

Fátima Pacheco Jordão, socióloga especialista en sondeos de opinión pública, coincide que Bolsonaro no conquistó la presidencia por sus ideas, su liderazgo o organización partidista, sino por el fuerte sentimiento anti PT que “alimentó un conservadurismo radical”.

Los grandes escándalos de corrupción y la crisis económica, un coctel iniciado en 2014 y atribuido a los gobiernos del PT, debilitaron el principal adversario electoral, el petista Fernando Haddad, desbrozando el camino al triunfo de Bolsonaro.

Pero el excapitán tiene características que lo consagraron como el candidato antiPT y contra el sistema político corrompido, al defender valores del pasado, como la familia tradicional, la tradicional primacía patriarcal y la disciplina militar.

El vicepresidente Hamilton Mourão, general retirado del Ejército, en la ceremonia en que recibió el título de ciudadano de honor de Río de Janeiro, el 17 de junio. El vicepresidente ha asegurado que las familias sin padre o abuelo crían hijos “desajustados”, con gran probabilidad de volverse delincuentes, descalificando por lo menos 11,6 millones de familias de Brasil, que solo cuentan con una madre como cabeza y sostén. Crédito: Adnilton Farias/VPR

Sus seguidores lo llaman “Mito”, desde cuando aún era poco conocido y un diputado sin brillo y de opiniones condenables, como la defensa de la tortura y de la dictadura militar de 1964 a 1985, recordó Jordão.

La construcción de mitos, héroes a quienes confiar el destino, forma parte de la cultura brasileña y a Bolsonaro lo favoreció también el hecho de haber sido víctima de un atentado con una cuchillada que le perforó el intestino, durante la campaña electoral.

Tres semanas en cirugías y tratamiento en el hospital impidieron su participación en los debates electorales. Pudo así evitar debates públicos que lo hubiesen obligado a exponer sus planes de gobierno.

Su elección como mito la amplificaron las redes sociales, donde la difamación de adversarios fue un arma recurrente. Haddad, por ejemplo, fue acusado de promover la distribución del “kit gay”, un supuesto material escolar que estimularía la homosexualidad, cuando fue ministro de Educación (2005-2012).

Bolsonaro recuerda a Macunaíma, personaje que el escritor Mario Andrade creó “con precisión literaria y sociológica” para representar al brasileño promedio, tras viajar por el interior de Brasil en los años 20 del siglo pasado, evaluó Jordão a IPS.

Se trata de un “héroe sin ningún carácter”, perezoso, egoísta, inmaduro y vengativo, en la obra que es un hito del modernismo brasileño.

El presidente discrepa de la cultura brasileña, incluso la rechaza, en sus aspectos modernos, de conquistas recientes, como el ambientalismo y la creación artística y contemporánea.

Pero logró conquistar y movilizar millones de seguidores por atavismo, rescatando y proponiendo como objetivo la vuelta a valores y costumbres del pasado, muchos ya superados por la realidad.

“Representa algo retrógrado, un retroceso sobre todo en la cultura brasileña”, resumió Jordão.

La familia tradicional, heterosexual y encabezada por un hombre, es central en la “utopía” de Bolsonaro y sus fieles.

Familias sin padre o abuelo son “fábricas de personas desajustadas que tienden a incorporarse a las narcobandas”, afirmó el durante la campaña electoral el vicepresidente, el general retirado Hamilton Mourão.

En Brasil, sin embargo, 40,5 por ciento de las familias ya tenían como jefa solitaria a una mujer en 2015, según estudio de Eustaquio Diniz Alves, basado en datos estadísticos oficiales. En números absolutos eran 28,9 millones de familias, el doble de la cifra de 2001.

Las que más crecieron son familias con padre y madre, pero bajo jefatura femenina. Alcanzaron 9,9 millones, siete veces más que en 2001, golpeando viejas pretensiones machistas.

El culto de la familia única y tradicional se vincula a también al viejo dogma de que solo hay dos sexos y que género es una concepción ideológica que busca destruir la familia.

Bolsonaro criticó como “un error” que el Supremo Tribunal Federal haya decidido el 13 de junio equiparar la homofobia al racismo, con penas de hasta tres años de cárcel para sus delitos. Eso perjudicará a los homosexuales porque empresas dejarán de emplearlos, según su argumento desmentido por varios empresarios.

El presidente afirmó también que los extranjeros serán bienvenidos para hacer turismo heterosexual en Brasil, pero no el homosexual. Sus declaraciones homofóbicas agravan el riesgo para los homosexuales, víctimas de cerca de un asesinato homofóbico en este país sudamericano.

Además, ignoran la realidad de un país que ya aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo y atrae millones de personas a las Paradas del Orgullo Gay en muchas ciudades. En São Paulo tienen lugar desde 1997.

Bolsonaro enfrenta otras resistencias a su obsesión de borrar de la historia avances en áreas como ambiente, educación, seguridad pública, diplomacia, igualdad de género y derechos humanos. Un Brasil “similar al de 40, 50 años atrás” es su meta anunciada en vísperas de las elecciones.

Su decreto del 7 de mayo que facilita la posesión y porte de armas de fuego a millones de personas fue rechazado por el Senado el martes 18 de junio y depende de una próxima votación en la Cámara de Diputados.

Es inconstitucional, según la mayoría de los senadores, porque un decreto no puede alterar una ley. En ese caso busca retroceder a la situación anterior al Estatudo del Desarme, una ley vigentes desde 2003, para restringir y controlar las armas en manos de civiles.

Edición: Estrella Gutiérrez

El artículo ¿Un gobierno incompatible con la cultura nacional de Brasil? fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Otomíes demandan devolución de su bosque expropiado en México

qua, 19/06/2019 - 18:41

Efrén Santana, segundo a la izquierda, durante el encuentro con los medios para explicar su demanda de que se devuelva el bosque expropiado a su comunidad otomí, en el centro de México. Crédito: Cencos

Por Ana Cristina Ramos
MÉXICO, Jun 19 2019 (IPS)

La comunidad otomí de Huitzizilapan, en centro de México, demandó que les regresen su bosque, expropiado hace cinco años para la construcción de la carretera Toluca-Naucalpan.

El plazo del constructor para terminar la obra venció el 29 de mayo sin que se haya concluido, aseguran representantes de la comunidad indígena de ese pueblo indígena que habita en forma dispersa por territorios del centro del país.

Hace  cinco años el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) a través de un decreto presidencial, expropió 6.938.7 hectáreas de la comunidad San Lorenzo Huitzizilapan, en el estado de México,  para la construcción de la carretera Toluca-Naucalpan.

Ahora la comunidad otomí que vive en el pueblo le exige al gobierno de Andrés Manuel López Obrador la devolución de sus tierras, tras concluir los cinco años de plazo que se le otorgó a la empresa Constructora Teya –filial de Grupo Higa– para terminar de construir carretera.

“En los últimos recorridos que se han hecho; que son hace siete, ocho días; constatamos que en unas partes del trazo carretero no se ha empezado a  construir, otras partes está al 20, al 40, al 50 por ciento, hay partes donde ya hay una plancha asfáltica, pero ya está en muy mal estado por las condiciones climatológicas”, narró Efrén Santana en una  conferencia de prensa, este miércoles 18, en Huitzizilapan.

Debido al incumplimiento en los plazos asignados por el artículo 9 de la Ley de Expropiación, la comunidad indígena solicita la devolución de sus tierras. En el artículo noveno hay un apartado donde se puede hacer un proceso de reversión.

“Pero ese proceso de reversión es vía agraria, es lo más cercano que los pueblos indígenas tienen a la mano, pero está muy lejos de las necesidades de los pueblos indígenas”, advirtió el representante de la comunidad otomí.

Es por ello que los pobladores insisten en crear nuevos mecanismos que se vayan adaptando a cuestiones más allá de las agrarias y pase a los derechos humanos.

“Queremos recuperar las tierras y que el Estado y las empresas involucradas reparen el daño ocasionado y no nada más en cuestiones de la flora y la fauna o de los pasos ancestrales; sino también todo el daño psicológico que ha tenido la población porque hemos tenido represiones muy fuertes, la comunidad de Xochicuautla ha tenido presos políticos”, subrayó Santana.

El indígena otomí cuenta cómo el bosque sigue siendo una parte medular los pueblos; la gente sube por sus plantas medicinales, van por leña para combustibles, por hongos, ramas para hacer adornos.

La primera pista que los alertó de que algo estaba mal fue la tala indiscriminada de árboles que también afectaba sus veneros de agua; “cuando dejó de llegar el líquido a la comunidad fue cuando dijimos algo está mal”, contó Santana.

Añadió que el trazo carretero a ellos no les lleva progreso, más bien corta los siete cerros sagrados, rompiendo la espiritualidad y la conexión que tienen con ellos; los fisura como comunidades, y les quita identidad; todo esto lo cambia por algo muy popular en la ciudad: la contaminación.

El campesino otomí explicó el impacto de vivir alrededor de la carretera.

“Son los ruidos, las emisiones de gas, ya no vas a respirar el aire puro que respirabas; implica que ya no vas a poder comer tus hongos en temporada de lluvias”, afirmó.

Santana añadió que “no vamos a poder ni entrar a nuestros bosques, la única forma en que vamos a poder entrar es con una identificación en mano, pero para ser jardineros, para ser domésticas, para ser el chalán de ellos, cuando ese territorio es de los pueblos”.

Este artículo fue originalmente publicado por Pie de Página,  un proyecto de Periodistas de a Pie . IPS-Inter Press Service tiene un acuerdo especial con Periodistas de a Pie para la difusión de sus materiales.

RV: EG

El artículo Otomíes demandan devolución de su bosque expropiado en México fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Los ODS transitan empedrado camino por contexto mundial adverso

qua, 19/06/2019 - 17:38

Las mujeres son parte esencial para impulsar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, además de ser el centro de uno de los ODS, el cinco, el de la igualdad de género, un tema transversal para poder avanzar en todos ellos. Crédito: ONU

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Jun 19 2019 (IPS)

Las Naciones Unidas advierten en un informe que se publicará en julio que “no hay escapatoria al hecho de que el panorama mundial para la implementación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tiene un deterioro general desde 2015, dificultando los esfuerzos de los gobiernos y otros socios” para alcanzarlos.

Una de las razones del negativo contexto es el hecho de que hay crecientes obstáculos para un claro compromiso con la cooperación multilateral, fundamental para los acuerdos de la comunidad mundial,  afirma el documento de 35 páginas, que se publicará antes del  Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible del Consejo Económico y Social (Ecosoc), del 9 al 18 de julio.

Detrás de esos obstáculos hay una recesión económica que está extendiéndose,  una disminución de la ayuda al desarrollo, el desvío de fondos a emergencias humanitarias, los conflictos militares generalizados, las crecientes pérdidas económicas a causa de desastres naturales.

También constituyen barreras para el avance en los 17 ODS la caída de los recursos y las operaciones de las agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la multiplicación de gobiernos de derecha o de extrema derecha y los desafíos crecientes que afronta el multilateralismo, entre otras.

El estudio dice que “es motivo de gran preocupación que se proyecte que la tasa de pobreza extrema vaya a ser de seis por ciento en 2030, y que no se alcance el objetivo mundial de erradicar la pobreza extrema, mientras que el hambre haya amentado por tercer año consecutivo”.

Al mismo tiempo, la biodiversidad se está perdiendo a un ritmo alarmante con alrededor de un millón de especies que ya se encuentran en extinción, muchas en apenas décadas,  mientras que las emisiones de gases de efecto invernadero continúan incrementándose pese a las evidencias del impacto del recalentamiento global.

Además, el nivel requerido de financiamiento para el desarrollo sostenible y otros medios de implementación aún no están en funcionamiento y las instituciones no son lo suficientemente fuertes o efectivas para responder adecuadamente a estos enormes desafíos interrelacionados y transfronterizos.

En cuanto a la promoción de la igualdad de género, plantea que las mujeres representan menos de 40 por ciento de las personas empleadas, ocupan solo una cuarta parte de los puestos directivos en el mundo y (en un conjunto limitado de países con datos disponibles) enfrentan una brecha salarial de 12 por ciento.

Alrededor de una quinta parte de la población femenina de 15 a 49 años experimentó violencia física o de pareja en los 12 meses previos a la realización del estudio.

“Simplemente no hay manera de que podamos alcanzar los 17 ODS sin lograr la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas”, declara el documento, al subrayar el carácter transversal del objetivo 5, el de la igualdad de género.

Jens Martens, director del Foro de Políticas Mundiales y coordinador del Grupo de Reflexión de la Sociedad Civil en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, aseguró a IPS que “el nuevo informe de la ONU es una llamada de atención a los gobiernos, y muestra claramente que la mayoría los gobiernos no han logrado hacer realidad la visión transformadora proclamada en la Agenda 2030 en políticas reales”.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en que las regiones y países trabajan desde el comienzo de 2016, con el objetivo de alcanzar sus 169 metas específicas para 2030. Crédito: ONU

“Estamos de acuerdo con la evaluación de que el compromiso con la cooperación multilateral está ahora bajo presión. Peor aún, el chovinismo nacional y el autoritarismo están aumentando en un número creciente de países”, agregó.

Pero a pesar de estas perspectivas sombrías, hay signos de cambio, dijo Martens.

Ante el fracaso o la inacción de los gobiernos, han ido surgiendo movimientos sociales en todo el mundo, principalmente encabezados por jóvenes o mujeres.

El informe de la ONU evidencia que la transformación estructural es más necesaria que nunca y que se requiere el fortalecimiento de la gobernanza de abajo hacia arriba, así como la coherencia en la gobernabilidad.

A nivel global, dijo el activista, la revisión del Foro Político de Alto Nivel debería usarse para superar la debilidad de este organismo y transformarlo en un Consejo de Desarrollo Sostenible.Foco en seis ODS

En el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible, este año se pondrá el acento en los avances en seis de los 17 ODS.

Ellos serán el ODS 4, el de la educación de calidad; el ODS 8, el de trabajo decente y crecimiento económico; el ODS 10, el de reducción de las desigualdades; el ODS 13, el de la acción por el clima; el ODS 16, el de paz, justicia e instituciones sólidas, y el ODS 17, el de las alianzas y asociaciones para lograr los objetivos de la Agenda 2030.

Además, presentarán su informe nacional voluntario 47 países, 40 por primera vez los otros siete por segunda ocasión, desde que comenzaron a implementarse los objetivos en 2016.

Martens planteó que las instituciones responsables de la implementación de la Agenda 2030 y los ODS requieren más recursos financieros y efectivos instrumentos políticos y legales.

La denominada cumbre de los ODS, a celebrarse en la sede de la ONU en Nueva York el 24 y el 25 de septiembre, junto con el  75 aniversario del foro mundial en 2020, brindará oportunidades trascendentes para traducir los llamamientos de los movimientos globales a favor de la justicia social y ambiental en pasos políticos hacia un nuevo multilateralismo democrático, agregó.

Yoke Ling Chee, directora de la Red del Tercer Mundo, dijo a IPS que el mundo está muy lejos de cumplir con los compromisos de desarrollo sostenible, incluidas los objetivos establecidos en el Convenio sobre la Diversidad Biológica para el período 2011-2020, las conocidas como Metas de Aichi, que son una parte integral de los ODS.

Añadió que hay promesas de implementación, especialmente el tema de fondos nuevos y adicionales, que es una obligación legal de los países del Norte industrial en varios tratados multilaterales.

“La cooperación global forjada en los tratados de Río de Janeiro de 1992 (en la cumbre de la Tierra) sobre la biodiversidad, clima y lucha contra la desertificación se basa en el principio de equidad y responsabilidades comunes pero diferenciadas entre países en desarrollo y desarrollados”, subrayó Yoke Ling.

La reputada abogada china dijo que 27 años después, el multilateralismo está bajo ataque, con una erosión de todos estos principios y compromisos.

“La administración (estadounidense) de Donald Trump está empujando al mundo hacia el proteccionismo económico, mientras que los recursos de los países en desarrollo se enfrentan ahora a un nuevo nivel y forma de desvío a través de la digitalización”, agregó.

Advirtió que un puñado empresas transnacionales buscan agresivamente desde datos personales a información de secuencias genéticas, para reclamar derechos de propiedad privada con fines de lucro.

Hay ciertos avances

Mientras tanto, el nuevo informe de la ONU reconoce que se están haciendo progresos y que son evidentes algunas tendencias favorables en la implementación de los ODS.

La pobreza extrema y las tasas de mortalidad infantil continúan cayendo. Se está avanzando contra enfermedades como la hepatitis, donde la incidencia de nuevas infecciones crónicas por el virus de la hepatitis B se ha reducido considerablemente.

Ciertos objetivos relacionados con la igualdad de género están viendo avances, como la implementación de presupuestos sensibles al género, mientras que el  acceso a la electricidad en los países más pobres ha comenzado a aumentar.

A nivel mundial, la productividad laboral ha aumentado y el desempleo ha vuelto a los niveles previos a la crisis financiera global abierta en Estados Unidos en 2008. La proporción de la población urbana que vive en barrios marginales está disminuyendo.

Peor el progreso de los ODS aún es lento y “las personas y los países más vulnerables siguen sufriendo más y que la respuesta global hasta ahora no ha sido lo suficientemente ambiciosa”.

Roberto Bissio, coordinador de Social Watch, dijo a IPS que el informe de la ONU no menciona que, según sus estimaciones, la pobreza en realidad está aumentando en África subsahariana, donde en 2030 vivirán nueve de cada 10 personas en pobreza extrema.

Una mirada más cercana al crecimiento de los ingresos en los últimos 40 y en el promedio nacional, muestra que para más de un tercio de los países donde hay datos, la diferencia fue de menos de 0,5 por ciento, que se redondea a cero, considerando el error de margen de estos mediciones.

Además, en un tercio de los países, los ingresos de los últimos 40 en realidad disminuyeron, haciendo que los pobres sean más pobres. En muchos de ellos, el promedio nacional disminuyó aún más, dijo Bissio.

Además, el informe “tapa” bajo cifras globales las diferencias de la responsabilidad de los países industrializados y las personas de altos ingresos que viven en ellos en la producción y consumo insostenible, al utilizar los promedios mundiales.

Ello pese a que la Agenda 2030 es explícita al indicar que todos los países deben tomar medidas hacia el consumo y la producción sostenibles (ODS 12), “con los países desarrollados a la cabeza”, explicó Bissio.

Esas formas de establecer las mediciones evitan destacar la responsabilidad de los países industrializados en la actual en la actual insostenibilidad planetaria, en lugar de alentarlos a tomar la iniciativa para corregir esa tendencia.

T: MF

El artículo Los ODS transitan empedrado camino por contexto mundial adverso fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Región de Asia-Pacífico corre el peligro de no alcanzar ningún ODS

ter, 18/06/2019 - 12:52

La región de Asía-Pacífico ha avanzado con limitaciones en el primer Objetivo de Desarrollo Sostenible, el que propone alcanzar el fin de la pobreza para 2030. Crédito: ONU

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Jun 18 2019 (IPS)

Un nuevo informe de  la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico (Cespap) alerta que la región que alberga a los dos países más populosos del mundo, China e India, “no logrará” ninguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) si mantiene “su trayectoria actual”.

La región, al igual que el resto de la comunidad internacional, se comprometió a alcanzar los 17 objetivos y sus 169 metas y los respectivos indicadores, a completar para 2030.

El estudio de la Cespap  considera que “el progreso se ha estancado o se ha estado dirigiendo en la dirección equivocada en más de la mitad de los ODS”, que conforman la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, acordada en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2015 y que los países comenzaron a implementar en 2016.

La secretaria ejecutiva de la Cespap, Armida Alisjahbana, pidió medidas urgentes para revertir estas tendencias negativas, al lanzar el 28 de mayo el “Informe sobre el progreso de los ODS de Asia y el Pacífico en 2019”, durante la 75 sesión de la agencia de la ONU, realizada en Bangkok, su sede central.

“Espero que este informe contribuya a orientar nuestros esfuerzos para acelerar el progreso hacia todos los Objetivos y para fortalecer el compromiso de la región de mejorar la calidad de los datos y estadísticas esenciales para medir el progreso”, dijo.

Según el estudio, la situación se está deteriorando en el logro del ODS 6, enfocado en proporcionar agua potable y saneamiento, al igual que el ODS 8, que promueve el trabajo decente y el crecimiento económico, y lo mismo sucede con el ODS 12, destinado a apoyar la producción y el consumo responsables.

La región si ha mostrado avances, así sean limitados, en el fin de la pobreza (ODS 1) y a garantizar que todos tengan acceso a una educación de calidad y al aprendizaje a lo largo de toda la vida (ODS 4). También hay logros en las medidas para alcanzar una energía asequible y no contaminante (ODS 7).

“Sin embargo, incluso cuando se ha logrado un buen progreso, este es muy lento para que estos objetivos se alcancen en 2030″, plantea el informe regional.

Stuart Kempster, analista de políticas de monitoreo y responsabilidad de la organización internacional WaterAid, dijo a IPS que “es sorprendente que, en su trayectoria actual, Asia y el Pacífico no alcancen ninguno de los 17 ODS para 2030”.

“Estamos especialmente alarmados de que algunas naciones pasarán años para lograr el cumplimiento del derecho humano al agua y al saneamiento, los componentes básicos de cualquier comunidad estable y próspera”, añadió el especialista de la organización con base en Estados Unidos, que se ocupa de ayudar a alcanzar ese derecho básico.

Kempster destacó que a las tasas actuales de avance, todos los países de ingresos bajos y medios de la región no gestionarán el agua de forma segura hasta 2064 y en el caso del saneamiento esa meta solo se alcanzará en 2107.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en que las regiones y países trabajan desde el comienzo de 2016, con el objetivo de alcanzar sus 169 metas específicas para 2030. Crédito: ONU

“Solo nos quedan 11 años para mantener la promesa hecha a quienes viven sin agua limpia o un inodoro decente. Los gobiernos deben priorizar el agua limpia, el saneamiento decente y una buena higiene, asegurando que se establezca el financiamiento adecuado para construir un mundo más sostenible ahora y para las generaciones futuras “, señaló.

Arman Bidarbakhtnia, jefe de la División de Estadísticas de la Unidad de Gestión de Datos Estadísticos de la Cespap, dijo a IPS que el informe solo evalúa el progreso regional y subregional y no pretende realizar una evaluación de cada país.

A pesar de que hay muchas referencias a casos de países a nivel de indicadores, explicó, las conclusiones sobre los ODS no deben generalizarse a los países.

El análisis se basa en agregaciones a nivel regional y subregional, no ponderadas a nivel nacional. Por ello, los resultados no son representativos de China y la India como los países más grandes, subrayó.

Además, los pequeños estados insulares en desarrollo (PEID) son tan importantes como China e India en este análisis de la región.

El funcionario de la Cespap señaló también que por “la región” no debe entenderse a la región entera o a la mayoría de su población, sino que significa un “país típico en la región” o “la mitad o más países de la región (valores promedio)”.

El informe lanzado en mayo, detalló además, solo se enfoca en el progreso y no apunta a un análisis de “causa-efecto”.

El informe muestra diferencias importantes en el progreso entre las subregiones de Asia y el Pacífico que han registrado diferentes éxitos y enfrentan diferentes desafíos.

Pero, en cualquier caso, cada subregión necesita revertir las tendencias existentes para al menos tres ODS.

Por ejemplo, la subregión del este y el noreste de Asia está retrocediendo en objetivos como el de ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11), acción por el clima (ODS 13) y la vida de los ecosistemas terrestres (ODS 15).

En tanto, el sudeste asiático ha retrocedido en los ODS 8 y ODS 13, al igual que en el de alcanzar la paz, justicia e instituciones sólidas (ODS 16).

Por su parte, el sur y el suroeste de Asia se está moviendo en la dirección equivocada en los ODS 6, ODS 12 y ODS 13.

Desde el año 2000, ha habido un descenso en el objetivo de la igualdad de género (ODS 5), junto con los ODS 8 y ODS 11 en Asia del Norte y Central. Por su parte, la  subregión del Pacífico ha retrocedido en los objetivos de hambre cero (ODS 2) y vida submarina (ODS 14), junto con los ODS 8 y ODS 16.

“La falta de datos confiables en todos los ODS y en todas las subregiones es uno de los mayores desafíos de Asia y el Pacífico”, asegura el informe de la Cespap.

A pesar de un aumento significativo en la disponibilidad de los indicadores de los ODS desde 2017, permanecen brechas en los datos de dos tercios de esos indicadores de los ODS.  Según el informe, casi una cuarta parte de todas las metas de los ODS que carecen de evidencia se relacionan con asuntos ambientales.

Bidarbakhtnia puntualizó a IPS que no se puede deducir por los reveses que se observan en el informe, que exista una falta de voluntad política o un déficit en la ayuda al desarrollo para que los países del Sur en desarrollo alcancen los ODS.

Definitivamente, a su juicio, esos reveses obedecen a causas diferentes según el país, incluidas la falta de voluntad política, de recursos financieros, de ayuda para el desarrollo, de prioridades y de modelos de desarrollo, entre otras.

Sin embargo, dijo, “puede inferirse de la publicación de la Cespap que el costo de cerrar estas brechas es asequible para los gobiernos, y definitivamente no todos los problemas son debidos a la falta de recursos financieros”.

Sobre la conclusión de la “falta de datos confiables en todos los objetivos”, que incluye el informe, el jefe de Estadísticas de la Cespap aseguró que se fundamenta en un análisis riguroso de la disponibilidad de datos que se presenta en la parte 3 del informe. La misma parte también proporciona algunos consejos para cerrar la brecha y superar los desafíos.

En particular respecto al ODS 1, reafirmó que “la tasa actual para poner fin a la pobreza no es suficiente para alcanzar las metas 2030”.

Puntualizó que el informe permite ver que la región, incluyendo a China e India, está en vías de erradicar la llamada “pobreza de ingresos”, si pueden mantener el mismo ritmo de progreso hasta ahora.

Pero recordó que el ODS 1 va más allá de esa pobreza de ingresos y que la región está rezagada en otras dimensiones de las metas incluidas en ese transversal objetivo, especialmente en cuanto al gasto gubernamental en servicios básicos (educación y salud) y la capacidad de recuperación ante desastres naturales.

El informe no presenta cifras específicas sobre China e India, pero “nuestros datos muestran que a ambos les está yendo mejor que a la región (en promedio) en el ODS 1 y van por buen camino si mantienen el actual nivel de progreso”, dijo Bidarbakhtnia.

Pero también, como el resto de la región,  “necesitan acelerar el gasto en servicios básicos”, indica. Además, hay varias otras dimensiones, como la protección social y la pobreza multidimensional, donde no hay datos que permitan medir la situación, agregó.

T: MF

El artículo Región de Asia-Pacífico corre el peligro de no alcanzar ningún ODS fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

La importancia de las próximas elecciones de la FAO

ter, 18/06/2019 - 10:22

Kip Tom, embajador de Estados Unidos ante las Agencias de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en Roma

Por Kip Tom
ROMA, Jun 18 2019 (IPS)

Con cada día que pasa, el mundo se vuelve un poco más pequeño a medida que Internet y los teléfonos celulares unen a nuestras comunidades, revelan nuestros desafíos compartidos y ponen al descubierto nuestros fracasos. Como ciudadanos del mundo, a todos nos preocupa la creciente cantidad de personas que padecen hambre en todo el mundo y las amenazas a la seguridad alimentaria. 

El simple hecho es que más de 800 millones de personas pasan hambre todos los días, y si ese número los sorprende, sepan que los expertos predicen que el número se incrementará significativamente en los próximos diez años.

Estados Unidos es consciente de la situación y le preocupa el empeoramiento de la crisis. Nuestro país ha sido durante mucho tiempo el líder mundial en desarrollo agrícola gracias a nuestra innovación técnica, que nos ha permitido, durante muchas décadas, ser el principal donante de programas de asistencia agrícola en todos los rincones del mundo. Si bien esos esfuerzos han marcado una diferencia real, la necesidad es demasiado grande para que una nación, incluso la nuestra, pueda enfrentarla.

Como embajador de Estados Unidos ante las Agencias de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y participante de toda la vida en la industria agrícola, todos los días veo no solo la gran necesidad sino también la gran oportunidad para que la comunidad internacional tenga un impacto profundo en el hambre y la seguridad alimentaria.

Esa es una de las razones por las que Estados Unidos ha trabajado estrechamente con otras naciones durante los últimos 75 años en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En la FAO es donde las naciones del mundo se unen para identificar herramientas y prácticas para mejorar la producción agrícola, facilitar el comercio, mejorar la sostenibilidad y ampliar el conocimiento de manera que pueda mejorar la salud y el bienestar de las familias en todo el mundo.

Al igual que otros foros internacionales importantes, la FAO es tan fuerte como su membresía, y tan efectiva como sus líderes. A lo largo de su historia, la FAO ha disfrutado de períodos de excelencia en el liderazgo y también ha soportado eras de despilfarro, mala gestión y decepción.

En este punto de la historia, con el grado de necesidad mencionada anteriormente, la comunidad mundial necesita una FAO que sea eficaz, audaz y ágil. Este mes, los Estados miembros de la FAO se reunirán en Roma para elegir un nuevo director general, y al hacerlo establecerán la trayectoria de la organización para los próximos cuatro años críticos.

No los voy a distraer con una discusión sobre los detalles de las elecciones de la ONU, pero señalaré que hay tres candidatos para el puesto, de China, Francia y Georgia. Y si bien no es mi intención apoyar a ninguno de los tres, creo que es vital señalar los atributos que consideramos esenciales para el trabajo.

Cualquier nuevo director general debe comprometerse a mantener la reputación de la FAO como centro de conocimiento mundial sobre el desarrollo agrícola. Debe trabajar con una variedad de colaboradores, incluidos gobiernos, organizaciones no gubernamentales, instituciones académicas y el sector privado para respaldar las innovaciones basadas en la ciencia, las tecnologías emergentes y el valor indispensable de los mercados en funcionamiento.

El nuevo director general debe ser un administrador fuerte, dedicado a la transparencia, la responsabilidad, el empoderamiento de las mujeres y la neutralidad entre los miembros. Y, lo que es más importante, el nuevo director general debe representar a todos los estados miembros y no debe usar este puesto para promover los intereses de su propio gobierno nacional.

En el Consejo de la FAO en abril, los tres candidatos proporcionaron a los miembros declaraciones que describían sus habilidades y experiencias. Esas declaraciones se pueden encontrar en el sitio web de la FAO. Espero que todos los Estados miembros se tomen el tiempo de familiarizarse con estos candidatos antes de la elección del 23 de junio y presten especial atención al tema de la independencia. De esa manera, cada miembro puede ejercer un voto informado, protegido por el proceso de votación secreta que proporciona el anonimato para todos.

Solicito a los Estados miembros de la FAO que acudan a esta elección con un único objetivo: elegir como director general al candidato más capaz para dirigir esta institución vital de manera honesta, independiente, transparente y efectiva. El mundo necesita desesperadamente una FAO que refleje esos principios.

RV: EG

El artículo La importancia de las próximas elecciones de la FAO fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Por la dignidad de las mujeres migrantes venezolanas

seg, 17/06/2019 - 17:24

Una migrante venezolana con sus hijos. En su día a día, mujeres y adolescentes migrantes venezolanas encuentran a través de los programas del UNFPA, una respuesta humanitaria. Así mejora su calidad de vida en medio de la travesía que enfrentan en la frontera colombo-venezolana. Crédito: Tomer Urwicz/UNFPA

Por Tomer Urwicz y Liliana Arias Salgado
CÚCUTA, Colombia, Jun 17 2019 (IPS)

Nelsmar tiene 15 años y ya conoce la desesperación. Nadie está preparado para ello, menos a esa edad. Hace nada asistía a un colegio de clase media alta en Valencia, una ciudad en el centro de Venezuela, ahora duerme en un barrio de Cúcuta en una cama compartida con sus hermanos.

Antes soñaba con ser azafata de avión o psicóloga; hoy el afán por sobrevivir copa sus días.

En el desarraigo, Nelsmar ha tenido que ser fuerte y con coraje enfrenta cambios todos los días.

Se ha inscrito en un nuevo colegio, debe cuidar de sus hermanos mientras sus padres trabajan y ha tenido que aprender a cuidarse en una comuna que tiene problemas de seguridad.

Sin embargo ha aprendido a entender su condición e incluso se ha unido los sábados a un grupo voluntarios que  trabajan con temas juveniles.

Así lo confirma Dildar Salamanca, coordinadora en terreno del programa del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA). “La mujer adolescente y migrante es un ser infinitamente resiliente, fuerte, capaz de sobreponerse a la hostilidad de la vida”, explica.

A diario se evidencian largas filas de personas que acceden a Colombia sin control migratorio y cruzan el río Táchira pensando que el Edén está del otro lado de la frontera.

La crisis en Venezuela  golpeó a Nelsmar, y a más de 1,2 millones de venezolanos que han migrado a Colombia, seún cifras registradas en la página web www.R4V.info, sitio  oficial que recopila información sobre la respuesta humanitaria que presta la Plataforma de Coordinación Interagencial de Naciones Unidas para Refugiados y Migrantes de Venezuela.

Nelsmar, migró hace menos de dos años desde Valencia, la capital del estado de Carabobo. Tras ocho días caminando y el resto en autobús, llegó a la frontera con Colombia.

Y aunque pensó que aquella travesía era lo peor, recién luego, ya en Cúcuta, tomó consciencia de los peligros de la migración no planificada. O simplemente sintió el peso de ser venezolana.

Un grupo familiar cruza el río Táchira, para ingresar desde Venezuela a Colombia. Crédito: Tomer Urwicz/UNFPA

Durante varias semanas de recorrido, durmió en la calle y en una pensión que sus padres pudieron pagar, tuvo dificultades para asearse, encontrar un baño, acceder a un champú,  a unas toallas sanitarias o a una linterna para las noches de caminata.

Es en ese momento de tránsito, donde los suministros sanitarios se vuelven  importantes para preservar la dignidad, el bienestar y la movilidad de las mujeres, y más si son migrantes o viven situaciones de emergencia que les impide acceder a sus necesidades cotidianas.

Sucede así cuando “no tienes los medios para asearte y cambiarte” o cuando el dinero no alcanza, “algo tan natural como la menstruación se convierte en una dificultad”.

Respuesta integral ante la emergencia

Para el caso de la migración venezolana, donde el éxodo masivo en condiciones irregulares conduce al aumento de la violencia sexual y los abusos domésticos, UNFPA brinda apoyo técnico para la integración de la prevención, la respuesta y la mitigación de la violencia de género en el Plan Regional de Respuesta a la Migración (RMRP) y lidera el grupo de trabajo sobre violencia de género en la oficina de la Plataforma Regional para los Refugiados y Migrantes de Venezuela.

En este contexto los “kits de dignidad” actúan como herramienta primaria de protección porque brindan condiciones dignas (de ahí su nombre) para el autocuidado de una población que, en la vorágine del desplazamiento, ha perdido lo esencial para sobrevivir.

Esos kits también son la primera puerta de entrada a la respuesta humanitaria integral que UNFPA dirige para resolver las necesidades de salud de las mujeres y adolescentes migrantes; desde las más inmediatas relativas a la higiene, hasta las de salud prenatal como complicaciones del embarazo y el parto, que pueden amenazar sus vidas.

Otras líneas de la respuesta humanitaria son la entrega de anticonceptivos que en las ciudades fronterizas de Cúcuta y Maicao, llegaron a más de 2.600 mujeres en 2018 y la realización de talleres de prevención de violencia basada en género, que también hacen parte de las acciones estratégicas de apoyo técnico que brinda UNFPA a la población migrante.

Se trata de promover enfoques integrados y transfronterizos dirigidos a mujeres y niñas no sólo en Colombia sino también en Ecuador, Brasil y Perú, donde se evidencian las consecuencias del éxodo masivo.

“El objetivo del trabajo de capacitación es proporcionar espacios para la discusión sobre los derechos sexuales y reproductivos, prevenir la violencia de género y la violencia sexual, y dejar en claro dónde están los lugares para recibir la atención si son víctimas de agresiones”, explica Salamanca.

Nelsmar no imaginaba que iría a compartir un aprendizaje así. Al menos no lo pensaba cuando tuvo que cambiar aquella maleta que pensaba usar cuando se convirtiera en azafata por un equipaje lleno de miedos, como el que acarrea hoy.

“La mujer migrante es elevadamente valiente, puede cargar las hieles de la migración y al mismo tiempo las mieles de tener su familia unida, no se rinde ante un ‘no’ y mucho menos ante un ‘tal vez’”, agrega Salamanca.

Nelsmar podría haberse rendido y sumergirse en la ilusión perdida de lo que una vez fue, o encerrarse en el porqué de la situación compleja que ha vivido. Pero prefirió abrir ese equipaje para contar su historia y volver a emprender vuelo. Ella misma lo deja en claro.

—¿Cómo te sientes?

—Bien, con los sueños intactos.

Este artículo fue publicado originalmente por el Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA). IPS-Inter Press Service lo reproduce por un acuerdo general con la Organización de las Naciones Unidas para la difusión de sus contenidos.

RV: EG

El artículo Por la dignidad de las mujeres migrantes venezolanas fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

El nuevo acuerdo de la ACP y la UE, ¿una oportunidad para Cuba?

seg, 17/06/2019 - 15:10

Banderas de Francia, La Unión Europea y Cuba decoran el estand francés en la 36 edición de la Feria Internacional de La Habana, celebrada en noviembre de 2018. Las relaciones entre el bloque europeo y Cuba se han intensificado gracias al Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación suscrito en 2016 entre Bruselas y La Habana. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Por Patricia Grogg
LA HABANA, Jun 17 2019 (IPS)

El despegue de las relaciones con la Unión Europea (UE) ofrece a Cuba un mejor clima para decidir su ingreso al nuevo acuerdo de Cotonou, eje de la colaboración entre Bruselas y la Asociación de países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP).

Ese convenio que en 2020 comienza una nueva etapa, enmarca el intercambio comercial y de asistencia al desarrollo, en especial en la reducción de la pobreza, entre la UE y 79 Estados de la ACP. Cuba pertenece a este grupo, pero desistió de participar en el acuerdo suscrito en 2000 tras la amenaza de la aplicación de una cláusula condicionante.

Por presiones del gobierno español de entonces, del derechista José María Aznar (1996-2004), la UE impuso en 1996 la llamada Posición Común que condicionaba la cooperación a cambios políticos en el gobierno socialista de la esta isla caribeña.“El nuevo convenio que esperamos firmar con los 79 países ACP es un acuerdo que va a singularizar a las tres regiones, África, Caribe y Pacífico, con una base que será común a todos, pero diferenciando mucho más que ahora entre las tres regiones”: embajador Alberto Navarro.

Esa cláusula fue eliminada en diciembre de 2016, como paso previo a la firma por Bruselas y La Habana del bilateral Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC).

“Este puede ser un buen momento para darle más consistencia a las relaciones de Cuba con la Unión Europea y una prioridad debería ser encontrar el camino para ingresar al Convenio de Cotonú”, dijo a IPS el analista político cubano Carlos Alzugaray.

En su opinión, ese acuerdo, también conocido por la grafía en francés del nombre de la ciudad de Benín donde se suscribió, Cotonou, ofrece indudables ventajas económicas y particularmente en la promoción de inversiones.

“No son ventajas decisivas, pero sí importantes en el difícil contexto que enfrentamos en materia de relaciones económicas internacionales”, agregó.

“La pertenencia a este acuerdo, que abarca a numerosos países de África, el Pacífico, y el Caribe, con los cuales Cuba tiene excelentes relaciones, puede fortalecer al grupo ACP y a la propia posición negociadora cubana”, señaló el politólogo y exembajador cubano ante la UE (1994-1996).

Este país insular caribeño se incorporó en 1998 al grupo ACP, creado en junio de 1975 en Georgetown, la capital de Guyana. Según fuentes oficiales, más de 190.00 cooperantes cubanos han prestado sus servicios en países de este conglomerado y se han formado profesionalmente 30.000 jóvenes de esos países.

La difícil situación económica cubana, junto con el recrudecimiento del embargo estadounidense con medidas dirigidas a frenar la entrada de inversiones extranjeras que contribuyan al crecimiento y desarrollo del país, aconseja la apertura a nuevas opciones internacionales.

Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea ante La Habana, a su ingreso al encuentro de los embajadores de América Latina, el Caribe y el bloque europeo, celebrado en el Palacio del Segundo Cabo, en la capital de Cuba, donde se analizaron las relaciones entre la UE y la región. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

“En mi opinión, una opinión muy personal que nunca he dejado de exponer, lo ideal sería que Cuba suscribiera el nuevo Acuerdo UE-ACP que sustituirá al vigente Acuerdo de Cotonú, a partir de marzo del 2020”, comentó, en entrevista con IPS, Alberto Navarro, embajador de la UE ante La Habana.

El diplomático consideró que las naciones caribeñas estarían “encantadas” de que la isla forme parte del nuevo Convenio porque la lectura correcta ya no es “Cuba nos viene a quitar fondos”, sino que el Caribe como región va a pesar más en el mundo ACP y en la cooperación con la UE.

Cuba, al ser una isla y al tener que hacer frente además a un embargo o bloqueo (de Estados Unidos), debería aprovechar este ámbito único de cooperación a nivel global como es la cooperación UE-ACP que agrupa a en total a 107 países, añadió.

El embajador del bloque europeo precisó que, en caso de que firmase el nuevo acuerdo, La Habana puede y debe pedir un Protocolo similar al que actualmente tiene África del Sur, que establezca que en caso de conflicto entre el Acuerdo Post-Cotonú y el vigente ADPC bilateral, primará siempre este último.

Las autoridades cubanas participan y siguen las negociaciones para la firma del convenio Post Cotonou, aunque sin trascendidos oficiales hasta el momento. “Como país caribeño e insular, Cuba tiene todo el derecho a ser parte de ese nuevo Convenio” y beneficiarse de sus ventajas, reiteró el diplomático europeo.

Explicó que el ADPC vigente entre Bruselas y La Habana “es un acuerdo no preferencial” en el que desde el punto de vista comercial, los productos cubanos deben competir en el mercado europeo con países que gozan de regímenes de libre comercio.

Entre los beneficios del acuerdo Cotonú, Navarro mencionó las preferencias comerciales, subvenciones del Fondo Europeo de Desarrollo, los préstamos del Banco Europeo de Inversiones y la apertura del mercado europeo, el mayor del mundo con 500 millones de consumidores.

Exhibición de automóviles de una marca de lujo de Alemania, durante la 36 edición de la Feria Internacional de La Habana (FIHAV), celebrada en la capital cubana en noviembre de 2018. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Como ejemplo, comparó a Cuba con República Dominicana, que ingresó en 1989 en el Convenio de Lomé IV, el actual Convenio de Cotonú. “Ese país es hoy el mayor exportador del mundo de banano orgánico a Europa”, gracias a inversiones en su agricultura y entrada a un mercado sin aranceles ni cuotas, comentó.

En su opinión, es por ello importante comenzar a hablar de facilitación o liberalización comercial así como del fomento de la inversión extranjera en la economía cubana. “Apertura de una economía es sinónimo de prosperidad en todo el mundo. Los países más prósperos son los más abiertos”, insistió.

El 21 de este mes está previsto en La Habana un foro de negocios con participación de Neven Mimica, comisario europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo y negociador principal de la UE para el Post Cotonú. Así que se da por hecho que el tema esté en la agenda.

En la cita se concretaría también la contribución de la UE a la creación de una “ventanilla única” para facilitar el comercio y las inversiones en la isla. “Los apoyamos con mucho gusto. Somos conscientes de la importancia que las inversiones extranjeras y el comercio tienen para el desarrollo en Cuba”, afirmó Navarro.

El Acuerdo de Cotonú, suscrito en Benín en 2000, enmarca el intercambio comercial y de asistencia al desarrollo, en especial en la reducción de la pobreza, entre la UE y 79 Estados de la ACP.

Reemplazó a la Convención de Lomé, vigente entre 1975 y 2000 entre Bruselas y las antiguas colonias anglófonas y francófonas en el Sur en desarrollo.

Este convenio expira en febrero de 2020. Las negociaciones políticas sobre una nueva Asociación ACP-UE se iniciaron en Nueva York el 28 de septiembre de 2018 y finalizan en septiembre venidero.

En la futura asociación, la UE y los países ACP buscarán una cooperación política más estrecha en el escenario mundial. Juntos, representan más de la mitad de los 193 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y unen a más de 1.500 millones de personas.

“El nuevo convenio que esperamos firmar con los 79 países ACP es un acuerdo que va a singularizar a las tres regiones, África, Caribe y Pacífico, con una base que será común a todos, pero diferenciando mucho más que ahora entre las tres regiones”, concluyó el embajador Navarro en su diálogo con IPS.

Edición: Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El artículo El nuevo acuerdo de la ACP y la UE, ¿una oportunidad para Cuba? fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Los glaciares se derriten y la contaminación del aire es una causa

sex, 14/06/2019 - 13:29

Lago Humantay, en Perú. Crédito: Giacomo Buzzao

Por Corresponsal Fao
PANAMÁ, Jun 14 2019 (IPS)

En las profundidades de las capas de hielo de la cordillera de los Andes en Perú hay evidencias de la contaminación del aire causada por el hombre.

Igualmente, en el núcleo del glaciar Quelccaya, de 1.200 años de antigüedad, los científicos encontraron rastros de plomo y mercurio, químicos utilizados después de la ocupación española en las minas de plata de Potosí, en Bolivia.

“Los glaciares reciben elementos traza exclusivamente de la atmósfera y, por lo tanto, pueden usarse para evaluar con precisión el posible impacto a gran escala de las actividades antropogénicas a través del tiempo”, dice el informe del Centro Byrd de Investigación Polar y del Clima de la estadounidense Universidad de Ohio.

“Hoy en día, no hay glaciares en la Tierra donde no se pueda detectar la deposición atmosférica de origen antropogénico”, añade.

Los glaciares han estado en retirada durante varias décadas, pero lo que los científicos están aprendiendo ahora es el factor importante que juega la contaminación del aire en su declive.

Según la investigación realizada por el Instituto Nacional de Investigación sobre Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) en Perú, el carbono negro fomenta el derretimiento de la nieve o el hielo en los glaciares de la Cordillera Blanca, ya que intercepta y absorbe la luz solar, favorece el aumento de temperatura.

“El origen del carbono negro que se deposita sobre los glaciares es de diferente procedencia. Puede ser de los incendios forestales, la quema de pastos y residuos agrícolas, así como del parque automotor”, dijo Jesús Gómez, director de Investigación de Glaciares del Inaigem.

“Los resultados también evidencian que la concentración de carbono negro es mayor en los glaciares cercanos a las grandes ciudades, como es el caso de Huaraz, en comparación a los más lejanos, como es el caso del (glaciar) Yungay”, explicó.

A medida que los glaciares se derriten, las ciudades y pueblos cercanos tienen inicialmente más agua.

Pero con el tiempo, el suministro de agua de los glaciares disminuirá, y en algunos lugares pueden incluso experimentarse avalanchas e inundaciones.

Los efectos en Perú pudieran ser de más amplio alcance y amenazan los medios de vida de millones de personas, especialmente en lo que respecta a la agricultura peruana y el suministro de agua dulce de Lima, su capital.

En Colombia, los glaciares suministran solo entre cuatro y ocho por ciento del agua en las cuencas altoandinas, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam).

Pero, como en el resto de los países andinos, además de sus aportes ecosistémicos, los glaciares tienen un valor cultural y turístico.

“En Colombia, para las comunidades indígenas los glaciares son sitios sagrados, para los deportistas de montañas son escenarios deportivos, para los investigadores son laboratorios, para la mayoría de los colombianos tienen un valor paisajístico”, dijo Jorge Luis Ceballos, encargado del monitoreo de los glaciares en el Ideam.

“Pero, sobre todo, el glaciar se considera un indicador de los cambios que se suceden en la alta montaña”, añadió.

Los investigadores de Ohio admiten que a pesar de que la contaminación del aire causada por el hombre en la región andina se remonta a la conquista española, las transformaciones que podemos encontrar en el siglo XX no tienen precedentes “en toda la historia de la humanidad”.

La mayoría de los glaciares del mundo se han reducido en las últimas décadas debido al aumento de la temperatura global, pero el fenómeno es especialmente rápido en los Andes tropicales desde la década de 1950, según el Atlas de Glaciares y Aguas Andinos, publicado recientemente por la UNESCO y GRID Arendal.

El único glaciar que todavía queda en Venezuela debería desaparecer de aquí a 2021, y en Colombia, es probable que para mediados del presente siglo solo resistan los glaciares más grandes situados en los picos más altos, indica el informe.

Gómez, al igual que otros científicos, cree que el derretimiento de los glaciares podría frenarse si, además de reducir las emisiones que causan el calentamiento global, tomáramos medidas para minimizar la contaminación del aire e invirtiéramos en la conservación de los ecosistemas de montañas con cabeceras glaciares.

“El solo hecho de evitar los incendios forestales, y la quema de pastos y rastrojos de la agricultura, y aumentar el control sobre la emisión de gases de los vehículos y la industria, se estaría reduciendo en gran medida la cantidad de partículas de carbono negro, entre otras, que se depositan en los glaciares”, afirmó.

Los gobiernos y las autoridades también pueden considerar mejorar la gestión de los recursos hídricos, con sistemas de riego más eficientes, aumentar la calidad del agua en ríos cercanos a las ciudades, y reforestar los ecosistemas de montaña con especies nativas que contribuyan a regular las funciones hídricas.

ONU Medio Ambiente trabaja en Perú y en otros países de la región para desarrollar y mejorar las políticas que benefician la salud de los ecosistemas. Estas incluyen programas para fomentar los estándares de los combustibles, la movilidad eléctrica, los sistemas de transporte público sostenibles y la gestión de la calidad del aire.

“A nivel nacional, un paso clave para controlar la contaminación del aire es poder medirla”, dijo Sean Khan, jefe de la Unidad del Sistema de Monitoreo Global del Medio Ambiente de ONU Medio Ambiente.

“Comprender sus fuentes, patrones y tendencias es importante para comprender si queremos reducir su impacto en las personas y los ecosistemas. Perú ya está explorando la idoneidad de la tecnología de sensores de bajo costo para medir gases traza y partículas finas en el aire e identificar puntos de contaminación”, añadió.

Este artículo fue originalmente publicado por ONU Medio Ambiente América Latina y el Caribe, con quien IPS-Inter Press Service tiene un acuerdo especial para la difusión de sus materiales.

RV: EG

El artículo Los glaciares se derriten y la contaminación del aire es una causa fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Guatemala, un socio incierto de México para frenar la migración

sex, 14/06/2019 - 12:56

La propaganda de Erik Súñiga para su reelección como alcalde de Ayutla, una localidad fronteriza con el estado mexicano de Chiapas, domina sus paredes, pese a que el tribunal electoral anuló su candidatura para los comicios generales del domingo 16 en el país. Crédito: José Ignacio de Alba/En el Camino

Por José Ignacio De Alba
AYUTLA, Guatemala, Jun 14 2019 (IPS)

Raúl Morales dice que votará para alcalde por Erik Súñiga en este municipio de Guatemala, en la frontera con México, a pesar de que el candidato está acusado de narcotráfico y de que lo busca la DEA.

Como razón explica que Súñiga prometió que construirá un cine en la cabecera municipal de Ayutla y el joven de 24 años piensa que así ya no tendrá que cruzar ilegalmente a México, atravesando el fronterizo río Suchiate, cada vez que quiera ver una película.

El único cine al que Morales puede asistir en Guatemala está a tres horas de aquí, en el departamento de Retalhuleu. El muchacho se dedica a vender medicinas naturistas en la calle. Viste un chaleco negro, a pesar del calor, y es un entusiasta de la biblia, especialmente de la parte apocalíptica.

El cinéfilo Morales cuenta que la última película que vio en Tapachula fue Endgame de los Avengers; jura que fue en 3D. El domingo 16, piensa acudir a votar, pero solo lo hará por el candidato a la presidencia municipal (alcalde) de Ayutla, Erik Súñiga.

“Los demás, incluido el presidente, son lo mismo”, dice.

El joven aún no sabe que el Tribunal Supremo Electoral revocó la candidatura de Erik Súñiga. Las autoridades guatemaltecas también le quitaron la posibilidad de participar en las elecciones a Otoniel Lima, que contendía en otro municipio.

De todos modos es probable que Morales vote por Súñiga, pues a estas alturas sería imposible cambiar las boletas electorales. Además la publicidad del político sigue tapizando las calles con el lema de su campaña: La seguridad de Ayutla está en tus manos.

En abril, Súñiga fue acusado por la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos) de tráfico de estupefacientes. Según el gobierno estadounidense, Súñiga trabajó para el Cártel de Sinaloa desde 2008. Incluso, las autoridades norteamericanas piden la extradición del candidato.

Y no solo los gobiernos locales tienen problemas serios con la infiltración del crimen organizado en Guatemala.

Desde la clandestinidad, Súñiga encabezaba las preferencias para reelegirse en esta región de Guatemala.

Una larga lista de exfuncionarios de primer nivel están encarcelados por corrupción y un repertorio de delitos en Guatema. Entre ellos, los expresidentes Otto Pérez Molina, Alfonso Portillo y Álvaro Colom. Crédito: José Ignacio de Alba/En el Camino

La historia de Ayutla, una localidad de 40.000 habitantes que está en la frontera con México, muestra muy bien las complicaciones que tiene el gobierno mexicano por estos días.

El ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha negociado con Estados Unidos sentar las bases para un desarrollo económico en América Central que detenga el flujo migratorio que este año alcanzó récords históricos.

El gobierno mexicano tiene un límite de 45 días para demostrar que, al menos, es posible pensarlo, según lo acordado con Washington.

Pero el problema visto desde aquí es un poco más difícil. Guatemala, el principal país con el que Ebrard tiene que negociar las condiciones para detener el éxodo, celebra elecciones este domingo, en una jornada en que escogerá a al próximo presidente, vicepresidente, diputados y 360 alcaldes.

Y la corrupción tiene de cabeza a este país al sur de México.

También el actual presidente de Guatemala, Jimmy Morales, es señalado por violaciones en el financiamiento de su campaña. El político bloqueó la operación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que investigaría a su hijo y a su hermano por fraude.

Guatemala es la puerta de entrada a México por la frontera sur. Por aquí tienen que pasar, forzosamente, salvadoreños y hondureños, entre muchas nacionalidades. El país se convierte en un embudo para el paso de personas, pero también de mercancías ilícitas.

El caso de Ayutla ejemplifica bien los problemas que tendrá el gobierno mexicano para aplicar, en lo local, su ambicioso plan de desarrollo para la región.

El gobierno mexicano busca intercambiar la militarización por el desarrollo, según ha explicado el presidente Andrés Manuel López Obrador, bajo una premisa sencilla: detonar las economías de los países expulsores para que las personas no tengan necesidad de salir.

El plan, sin embargo, no parece tan sencillo visto desde el sur.

Súñiga, el alcalde que hasta el lunes 10 tenía más posibilidades de ganar las elecciones en el municipio colindante con la ciudad mexicana de Tapachula, en el estado de Chiapas, buscaba reelegirse por cuarta ocasión.

Su administración ha durado 11 años, durante los cuales alcanzó una gran popularidad, al grado de que pudo formar su propio partido político: Crecer.

El círculo más cercano al ahora excandidato buscado por la DEA podría reemplazar la candidatura, incluso su hija, que fue Miss Guatemala en 2017. Durante el concurso de belleza Miss Universo, en el que participó a los 22 años, la modelo dijo que una de sus aspiraciones en la vida era ser política.

Gabriel de la Rosa, otro poblador de Ayutla, advierte: “como quiera gana don Erik”.

Este artículo fue originalmente publicado por En el Camino,  un proyecto de Periodistas de a Pie . IPS-Inter Press Service tiene un acuerdo especial con Periodistas de a Pie para la difusión de sus materiales.

El artículo Guatemala, un socio incierto de México para frenar la migración fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Ciudades de luz para refugiados contrarrestan política de Trump

sex, 14/06/2019 - 11:34

Una manifestación a favor de la acogida a los refugiados de las que se producen periódicamente en ciudades del estado de Nueva York. Crédito: Dominio público

Por Emily Thampoe
NUEVA YORK, Jun 14 2019 (IPS)

Mientras que el gobierno de Estados Unidos restringe el acceso a los migrantes y endurece su política con los refugiados, en algunas de sus ciudades en el estado de Nueva York realizan esfuerzos para integrar en sus comunidades a los refugiados y solicitantes de asilo.

Específicamente, en las ciudades de Utica, Búfalo y Siracusa están dando la bienvenida a los refugiados para que vivan y trabajen en ellas. Son urbes que comparten la frontera con Canadá y que, por ello, se han habituado durante muchos años a facilitar a los solicitantes de asilo a que ingresen a sus comunidades.

En 2018, había en Búfalo 69.058 residentes inmigrantes en su área metropolitana, según un informe de la organización no gubernamental New American Economy, que monitorea los movimientos migratorios.

La apertura a migrantes y refugiados de la ciudad contrasta con las restrictivas medidas contra la migración de la administración de Donald Trump, desde que asumió la presidencia en enero de 2017, especialmente en la frontera sur, con México. Igual sucede con los refugiados, cuyas cuotas anuales se reducen cada vez más.

Eva Hassett, la directora ejecutiva del Instituto Internacional de Búfalo, dijo a IPS que “la  administración de Trump redujó drásticamente el límite de admisión para los refugiados que ingresan a Estados Unidos, así que hay un número mucho menor de refugiados que llegan a Búfalo,  en el estado de Nueva York. Son números históricamente bajos para un programa que el país comenzó en 1980″.

Eso incluye a Búfalo y las otras urbes del estado con políticas similares, que las incluye en la categoría de “ciudades de  luz”, un concepto acuñado por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Así categoriza al número creciente de ciudades en el mundo que decidieron acoger a refugiados y hacerlo de una manera cálida y amigable, brindándoles oportunidades y recursos que serán beneficiosos tanto para las comunidades como para quienes llegan para integrarse a ellas.

Se trata de colaborar en que los refugiados pueden llevar vidas más seguras de las que tenían en su lugar de origen y que forzaron su huida.

Según Acnur, las soluciones comunes para los refugiados incluyen la repatriación voluntaria a su país de origen,  el reasentamiento en otra nación y la integración en la comunidad de acogida.

Liz Throssell, portavoz  de Acnur para Estados Unidos y Europa, dijo a IPS que “para los refugiados que no pueden volver a su hogar, la integración en su comunidad local puede proporcionar una solución duradera, lo que les brinda la oportunidad de construir una nueva vida. La integración suele ser una tarea compleja y proceso gradual, con dimensiones legales, económicas, sociales y culturales “.

“Establece demandas considerables tanto para el individuo como para la comunidad de acogida. Pero cuando los refugiados se integran, esto puede traer beneficios para todos, ya que la persona puede contribuir económica y socialmente a la comunidad”, declaró.

Una de las imágenes que forman parte de la campaña de la ciudad estadounidense de Búfalo para promoverse como tierra de acogida para las personas refugiadas. Crédito: Alcaldía de Búfalo

Las últimas cifras de Acnur sitúan el número de refugiados por desplazamiento forzoso de sus países en 20, 2 millones de personas, mientras que se calcula que aproximadamente 1,1 millones de los solicitantes de asilo se han convertido en ciudadanos de los países de acogida.

En ello cumplen un papel esencial las ciudades de luz, al hacer sentir a los refugiados seguros y bienvenidos a través de medidas y políticas especiales, que incluyen formas de mantener su identidad cultural mientras se les ayuda a adaptarse a un nuevo entorno.

Entre esas ciudades de luz conocidas mundialmente están Yakarta, Kigali (Ruanda), Viena, São Paulo, Erbil (Iraq), Altena (Alemania) y Gdansk (Polonia).

A nivel de los gobiernos centrales, no solo en Estados Unidos sino también en países europeos se imponen crecientes restricciones a la acogida de migrantes y refugiados.

Pero, en contraste,  “cada vez más ciudades están trabajando para empoderar a los refugiados y aprovechar las oportunidades que brindan”, se congratuló Throssell.

“Los alcaldes, las autoridades locales, las empresas sociales y los grupos de ciudadanos están en la primera línea de la respuesta mundial respecto a los refugiados, fomentando la cohesión social y protegiendo y ayudando a los desplazados por la fuerza”, afirmó.

En el caso de Búfalo, los beneficios han incluido “la accesibilidad, el papel acogedor de la comunidad,  la defensa de los derechos y la inclusión, además de una gran cantidad de infraestructura de apoyo, buenos empleos y ciudades  fáciles de recorrer”, destacó Hassett.

Similares medidas y positivos efectos sociales se han percibido en Utica, Siracusa y la propia ciudad de Nueva York.

Por esa razón, mientras el tope de refugiados para este año se redujo en Estados Unidos a 30.000 por imposición de la administración de Trump, el estado de Nueva York se mantiene como un foco de acogida para ellos y los migrantes en general.

Hassett recordó que el “refugiado es un estatus migratorio, otorgado a una persona por el Departamento de Estado”, así que “los refugiados llegan documentados y autorizados para trabajar”, después de ser evaluados y sometidos a diferentes verificaciones por distintos organismos de seguridad.

Parte de ellos “se naturalizarán para ser residentes permanentes legales”, concluyó.

El Programa de Admisiones de Refugiados de Estados Unidos, establecido en 1980y varias veces modificado, ofrece 90 días de respaldo y apoyo financiero quienes ingresen con ese estatus, pero sus alcances han sido reducidos drásticamente por Trump.

Pero en las urbes del estado de Nueva York esas medidas del gobierno federal se contrarrestan con la promoción de empleo, así como servicios para el aprendizaje de inglés o para la ubicación de viviendas para nuevos refugiados o aquellos que ya estaban en otras partes de Estados Unidos.

La publicidad sobre el estado como tierra de acogida se realiza en gran parte a través de campañas de video efectuadas por  agencias de reasentamiento, grupos de Facebook, charlas en WhatsApp y medios impresos y digitales dirigidos por refugiados.

La política de las ciudades de este estado da una oportunidad a los refugiados, pero también permite al estado ampliar su población y su desarrollo.

El hecho de que más personas se muden a ciudades como Búfalo, Siracusa y Utica ha convertido áreas inutilizadas e inseguras en centros llenos de vida, cultura y diversidad.

T: MF

El artículo Ciudades de luz para refugiados contrarrestan política de Trump fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Escándalo debilita al “héroe” de la anticorrupción en Brasil

qui, 13/06/2019 - 16:08

Un muñeco inflable de 20 metros, con la imagen del ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, como Superman, durante una manifestación en Brasilia, el 26 de mayo, parte de las concentraciones que se realizaron ese día a favor del gobierno en varias ciudades de Brasil. La imagen de súper héroe de Moro se desinfla por el escándalo sobre su indebida connivencia con los fiscales en las investigaciones sobre corrupción, que encabezó como juez. Crédito: Fabio Rodrigues Pozzebom/Agência Brasil

Por Mario Osava
RÍO DE JANEIRO, Jun 13 2019 (IPS)

Con un  gigantesco muñeco hinchable de Superman con su rostro, cientos de manifestantes reconocieron el 26 de mayo al ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, como la fuerza moral del gobierno de Brasil. Pero un escándalo desinfló parcialmente ahora esa imagen de héroe y podría hacerlo del todo muy pronto.

Moro sostuvo diálogos indebidos con fiscales del Ministerio Público, cuando era el juez que ganó honores de héroe por condenar a centenares de políticos y empresarios acusados de corrupción en negocios de la empresa petrolera estatal Petrobras y otras grandes empresas locales, reveló el 9 de junio en su portal The Intercept Brasil, un grupo de periodismo de investigación.

Debería renunciar al ministerio, según algunos juristas y analistas políticos, considerando que actuó en complicidad con los acusadores y no como juez imparcial, cuando sus fallos fueron decisivos en las elecciones de 2018, en que triunfó el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, que luego lo designó como ministro.

“No creo que Moro renuncie y veo difícil su destitución, ya que Bolsonaro gobierna para sus adeptos, no para el país”, evaluó a IPS el abogado y ex defensor público Lizst Vieira, en referencia a que el gobierno actual se concentra en la relación con sus fieles, conectados por las redes sociales.

Las revelaciones pueden traducirse, según los críticos a Bolsonaro, en la anulación del juicio que llevó a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), el 7 de abril de 2018, condenado por negociar favores de una constructora, en la forma de un departamento playero, en contraprestación a contratos de la Petrobras.

Otros juristas, incluido Moro, no identifican en las revelaciones nada que descalifique el juicio a Lula ni a la Fuerza Tarea de la operación Lava Jato o sobrepase los límites de diálogos normales entre juez y fiscales, especialmente en la tradición judicial brasileña.

Esas conversaciones provienen, según Intercept, de una fuente anónima que accedió a la memoria de los teléfonos celulares de Moro y los fiscales de la operación Lava Jato (autolavado de vehículos), que desde 2014 investiga la corrupción en Petrobras y otras grandes compañías de Brasil, como la constructora Odebrecht.

En esas conversaciones por la aplicación de mensajería Telegram, el juez orienta a Deltan Dalagnol, jefe del equipo operativo, indica un posible testigo para incriminar a Lula y sugiere caminos de la investigación, incluso mediante el uso de ardides.

Si se verifica la autenticidad de esos diálogos, en que el juez “aconseja” a los fiscales y toma partido en la acusación, habría razones para la nulidad del juicio a Lula, según juristas de variadas corrientes de pensamiento, principalmente abogados.

Moro habría violado las reglas judiciales, que imponen imparcialidad al juez. Los diálogos desnudan una complicidad entre el juzgador y los acusadores, además de la disposición previa en enjuiciar y condenar al expresidente.

Es como un árbitro de fútbol que aconseja a uno de los equipos como defenderse, que jugadores sustituir o, “en la peor hipótesis, inventando un penalti o un fuera de juego”, comparó el abogado Walfrido Warde, presidente del Instituto para Reformar Relaciones entre Estado y Empresa, en una entrevista con el diario Valor Económico.

Luiz Inácio Lula da Silva, durante una entrevista concedida en la cárcel de Curitiba, donde está preso desde abril de 2018. El expresidente podría lograr la libertad, al menos temporalmente, si se anula la sentencia que lo condenó a casi nueve años de cárcel, por la parcialidad evidenciada por Sergio Moro, que instruyó su caso y lo juzgó en primera instancia. Crédito: PT

Improbables consecuencias jurídicas

Pero es difícil que la revelación periodística por escandalosa que sea, conduzca a la anulación de juicios y sentencias. No son judicialmente válidas pruebas obtenidas ilegalmente, como la escucha no autorizada y las grabaciones obtenidas por Intercept.

La batalla entre Moro y Lula, eje político de la historia de corrupción destapada por Lava Jato, debe proseguir con nuevos vaivenes.

Dentro de algunas semanas, el Supremo Tribunal Federal (STF) juzgará un pedido de Lula, anterior al nuevo escándalo, para anular todo el proceso en que fue condenado, exactamente por “sospecha” inhibitoria o impedimento de Moro para juzgar el caso, ante su “parcialidad”.

Los diálogos revelados suman argumentos a la defensa de Lula, que siempre alegó inocencia y ausencia de pruebas en la acción judicial que lo condenó. Nunca fue propietario ni disfrutó el apartamento que le habría regalado la constructora OAS, arguye.

Pero testigos en contra de su afirmación, sus visitas al edificio y otros indicios fueron suficientes para la sentencia de Moro, ratificada por un tribunal de apelación y otro superior. La condena varió de nueve a 12 años entre la primera y segunda instancia, para quedar firme en ocho años y 10 meses.

“Es probable que el STF anule el proceso, es cuestión de tiempo”, vaticinó Vieira, basado en el Código del Proceso Penal brasileño que señala como “sospechoso” el juez que “haya aconsejado a cualquiera de las partes”.

“Pero buscarán alguna alternativa jurídica que no dañe la operación Lava Jato ni al exjuez”, matizó.

Moro “cometió un delito, por ello el juicio de Lula es nulo de pleno derecho y no hay dudas de que él es un preso político”, sostuvo el abogado, exfuncionario del sector ambiental en los gobiernos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), presididos por Lula y Dilma Rousseff de 2003 a 2016.

La anulación sería un triunfo pasajero. Lula responde a otras siete acciones judiciales, en una de las cuales fue ya condenado a 12 años de cárcel en primera instancia, también por haber recibido sobornos de constructoras por medio de obras en la finca de un amigo, usada por el expresidente.

A los 73 años, es poco probable que Lula vuelva a ser el candidato natural de la izquierda a la presidencia de Brasil, en las elecciones de 2022, pese a la gran popularidad que mantuvo aún después de ser condenado y encarcelado por  corrupción.

Las encuestas lo apuntaban como favorito en las elecciones de octubre de 2018. Por eso sus seguidores encaran la operación Lava Jato como una conspiración para  impedir el retorno de Lula al poder.

Varios deslices de Moro y de los fiscales en este gran caso alimentaron esa creencia, ahora fortalecida por las revelaciones de Intercept.

Los trascendidos debilitan a Moro entre políticos, medios jurídicos y observadores bien informados, incluso entre los que aplauden el exitoso combate a la corrupción, pero rechazan atropellos a las normas de la Justicia.

La población, sin embargo, permanece mayoritariamente indiferente a esas sutilezas legales e indignada con la corrupción, y difícilmente renegará de su héroe, exjuez y el ministro más popular del actual gobierno, más incluso que el presidente, según las encuestas.

“Si cae Moro, habrá crisis porque se trata de un sostén del gobierno”, según Alessandra Aldé, profesora de Comunicación de la Universidad del Estado de Río de Janeiro.

Todo apunta a mayor polarización de la política, entre el gobierno de extrema derecha y la oposición de izquierda, sin diálogo posible.

“Los bolsonaristas parecen vivir en un universo paralelo”, que se alimenta de informaciones e ideas que circulan entre ellos por redes sociales, principalmente por videos en YouTube, observó Aldé a IPS, basada en estudios de su grupo de investigación.

La izquierda también tiene sus narrativas propias que poco convive con ciertas realidades.

En ese cuadro, la difusión de los diálogos entre operadores de la Lava Jato seguirá intensificando los antagonismos en la política brasileña.

Glenn Greenwald, uno de los fundadores de The Intercept Brasil, anunció que su publicación recibió masivo material y solo difundió una pequeña parte. “Secretos explosivos” serán conocidos gradualmente, prometió.

El periodista estadounidense residenciado en Brasil es también abogado y conoce bien el periodismo local para decidir la mejor forma de divulgar lo que tiene en sus manos, evaluó Aldé.

Greenwald se hizo mundialmente conocido al publicar en el diario británico The Guardian, en 2013, secretos de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, revelados por su exagente Edward Snowden.

Edición: Estrella Gutiérrez

El artículo Escándalo debilita al “héroe” de la anticorrupción en Brasil fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Migrantes rurales e indígenas, los olvidados de América Central

qua, 12/06/2019 - 18:24

Adolescentes indígenas de Guatemala cursos de adiestramiento de la Organización Internacional para las Migraciones, en una de las iniciativas para promover que tengan oportunidades laborales en sus territorios y reducir así la emigración en el país centroamericano. Crédito: OIM

Por Caley Pigliucci
NACIONES UNIDAS, Jun 12 2019 (IPS)

Las poblaciones rurales e indígenas en países como El Salvador, Guatemala y Honduras están cada vez más en movimiento, ya sea desplazándose internamente o migrando hacia otros países.

Pero el foco mediático no se pone sobre estas poblaciones, que permanecen olvidadas, mientras los embates del cambio climático les fuerzan a abandonar sus lugares de origen, lo que se suma a otras causas expulsoras tradicionales en los espacios rurales centroamericanos.

La reducción de las tierras de cultivo y la falta de fiabilidad de las cosechas debido a sequías e inundaciones, llevan a las familias campesinas de los países centroamericanos a la inseguridad alimentaria y económica, que las fuerza a migrar.

“En general, podemos decir que la mayoría de los migrantes rurales son personas pobres, pero a menudo no son las más pobres, porque estas últimas no pueden pagar los costos significativos de estos viajes”, indicó a IPS Ricardo Rapallo, oficial sénior de Seguridad Alimentaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), entre 2000 y 2010, la cantidad de migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras aumentó en un promedio del 59 por ciento y la cantidad de inmigrantes en situación irregular detenidos en Estados Unidos pasó de 50.000 en 2010 a más de 400.000 en 2016.

Elizabeth Kennedy, investigadora en Honduras de Human Rights Watch (HRW), dijo a IPS que  “cuando hablamos sobre el cambio climático, tenemos que pensar en los factores históricos y sociales que dejan a ciertos grupos más afectados que otros”.

Para la activista en temas humanitarios, son los productores de la agricultura de sobrevivencia y los dedicados a la pesca artesanal quienes resultan más maltratados por los eventos climáticos, porque son los que viven en las zonas más vulnerables.

“Comprender que los más afectados son indígenas es crítico”, porque hasta ahora ellos no han sido parte del debate sobre los impactos del recalentamiento planetario, “y debe serlo”, planteó Kennedy.

Hasta ahora, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no etiqueta a los forzados a emigrar debido al cambio climático como “refugiados climáticos”, aunque ya son muchas las organizaciones y comunidades afectadas que lo demandan.

Un cambio en esa dirección, que es mucho más que de lenguaje, requeriría un acuerdo entre los Estados miembros que altere la definición de refugiados, que actualmente se circunscribe en dentro de la ONU a “alguien que se ha visto obligado a huir de su país debido a la persecución, la guerra o la violencia”.

También se precisa que  un refugiado tiene un temor fundado de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social en particular.

Sin embargo, Kennedy enfatizó que la pertenencia a un pueblo indígena es un factor de protección especial dentro de la ONU, y “esa es una razón para solicitar asilo”. Pero advierte que en el caso de la migración desde centroamericana, “muchas personas en Estados Unidos, incluidos los abogados, no son conscientes de que necesitan considerar (el factor de)  la inclusión histórica y sistémica”.

Agregó que este olvido de los derechos específicos de los indígenas como migrantes “también sucede incluso en Guatemala y Honduras. Esto es de hecho demostrativo de que el Estado no se lo toma en serio”.

Los cientistas sociales como Kennedy se sienten frustrados porque ven poca información y pocos programas que ayuden específicamente a los migrantes pertenecientes a los pueblos indígenas y las poblaciones rurales cuyo origen es América Central, una región que aún se recupera de los conflictos armados de los años 80 y 90, en que esos grupos fueron las mayores víctimas.

Muchos migrantes climáticos también quedan fuera del ojo público porque solo se mueven dentro de su propio país y cuando lo hacen a otras naciones, sus orígenes rurales y las razones de su migración quedan diluidos.

“Es importante enfatizar que, incluso si la migración internacional es la que está atrayendo la atención pública y motivando las reacciones políticas, la migración interna es mucho más grande”, dijo Rapallo, de la FAO.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) estimó la migración externa en 2015 en alrededor de 244 millones de personas, mientras que la migración interna hasta ese año y desde 2009 se estimó en 740 millones de personas.

Muchas familias que experimentan inseguridad alimentaria envían a un miembro a otro país, para que sea el sostén desde lejos, mientras el resto permanece en el lugar de origen, recordó Rapallo.

Estudios de la FAO evidencian que en el ámbito rural “lo que se ha observado es que los jóvenes representan una parte importante de los migrantes internacionales”.

Kennedy reconoció ese fenómeno, pero añadió que también se ha visto un incremento de unidades familiares completas que emigran desde Guatemala y Honduras, lo que a su juicio “muestra que está ocurriendo una migración que supera lo necesario para proporcionar estabilidad económica al hogar”.

Rapallo subrayó que “si queremos dar opciones a las personas y generar un impacto positivo en los movimientos de migración, deberíamos trabajar en las causas de esa migración”.

 

Mientras, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) ha tomado la primera iniciativa política específica para proteger a los migrantes climáticos: la Plataforma para el Desplazamiento de Desastres (PDD).

Un representante de Acnur dijo a IPS que el PDD “promueve desarrollos normativos y no normativos para abordar las brechas en la protección de las personas en riesgo de desplazamiento o que ya están desplazadas a través de las fronteras, dentro de un contexto del cambio climático y los desastres” que el fenómeno genera.

Acnur considera que los Estados miembros y las partes interesadas tendrán la oportunidad de “aportar promesas y contribuciones concretas que promuevan los objetivos del Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular, y destacarán los logros clave y las buenas prácticas”, durante el foro mundial sobre el tema del 17 y 18 de diciembre.

Pero, hasta el momento, no está claro hasta qué punto el PDD ha tenido un efecto en la admisión o protección de los migrantes climáticos.

También podría ser abordado durante la Cumbre de Acción Climática de 2019, que se llevará a cabo en septiembre durante las sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Luis Alfonso de Alba, enviado especial del secretario general de la ONU para esta cumbre, aseguró a IPS que “esta no es una reunión para realizar negociaciones… Entonces, creo que el tema del lenguaje seguirá siendo un problema para (tratar) los Estados miembros”.

“Obviamente estamos tomando en cuenta el impacto del cambio climático en la migración como un tema”,  pero “no estamos negociando sobre el lenguaje”, agregó.

A Kennedy le preocupa que no se está haciendo lo suficiente para atender las razones climáticas de la migración de los indígenas y pobladores rurales centroamericanos. “Necesitan programas específicos, necesitan estadísticas específicas y no se proporcionan”, dijo.

Rapallo consideró que “el derecho a migrar también implica el derecho a no migrar. La migración debería ser una opción, pero no la única opción para buscar una vida mejor, o incluso para sobrevivir”.

T: MF

El artículo Migrantes rurales e indígenas, los olvidados de América Central fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais

Futuro incierto para refugiados palestinos y su agencia en la ONU

qua, 12/06/2019 - 14:41

Funcionarios de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), en una de sus labores de asistencia. Crédito: UNRWA

Por Charlotte Munns
NACIONES UNIDAS, Jun 12 2019 (IPS)

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina ha comenzado a recibir ataques sobre su propia existencia, que anteceden al encuentro que se realizará  el 25 de este mes con los donantes,  para discutir sobre los fondos que requiere para desarrollar su labor.

El Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA, en inglés), el nombre histórico de la agencia creada en 1949, fue directamente atacado por Jason Greenblatt, el enviado especial de  Estados Unidos para las negociaciones internacionales, en una reunión del Consejo de Seguridad a fines de mayo.

Greenblatt confirmó entonces que el gobierno de Donald Trump mantiene el congelamiento a la realización de aportes a la Agencia, que estableció en 2018 y que es algo que ahonda su ya precaria situación financiera.

Para intentar controlar los daños provocados por las críticas y pronunciamientos de Greenblatt, la UNRWA alertó en a comienzos de este mes sobre los impactos que tendrían para la conflictiva región mediooriental los dramáticos recortes planteados por Estados Unidos.

La organización apoya a alrededor de 74 por ciento de la población de Gaza y también tiene operaciones importantes en Cisjordania y Jordania, donde residen millones de refugiados palestinos. La Agencia proporciona ayuda alimentaria, servicios sociales, educación e infraestructura.

La UNRWA requiere 1.200 millones de dólares para financiar todas sus operaciones en el próximo año y de no recibir nuevas contribuciones de inmediato, no podría mantener sus actividades en el terreno más allá de este mes, plantean en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La Agencia requiere obtener al menos 60 millones de dólares para fines de este mes, para poder mantener su ayuda alimentaria a más de  un millón de refugiados palestinos, lo que parece muy incierto, tras la amenaza de Greenblatt de retirar el aporte estadounidense.

La Agencia se financia principalmente con fondos de los Estados miembros de la ONU, la Unión Europea y los gobiernos regionales, que aportan 93 por ciento del total. Además, están los aportes de fuentes privadas y no gubernamentales, que en 2018 contribuyeron con 17 millones de dólares.

Matthias Schmale, director de Operaciones de UNRWA en Gaza, señaló durante la conferencia de prensa del 4 de junio que “en este momento, estrictamente financieramente hablando, no tenemos el dinero para garantizar la apertura de escuelas en el otoño (boreal)”.

Estas preocupaciones financieras han surgido por la negativa de los Estados Unidos a continuar financiando a la organización, que Greenblatt justificó con que a juicio de Washington “el modelo de UNRWA le ha fallado al pueblo palestino”.

La Agencia, describió,  representa una “operación irremisiblemente defectuosa” y una solución de “curita (bandita)”.

Dos niñas reciben este mes sus certificados escolares, en un centro atendido por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina. Si no obtiene fondos urgentes, el organismo no podrá iniciar el próximo curso escolar en sus centros en Palestina. Crédito: Mohammed Khalid Adwan/UNRWA

La alternativa estadounidense es que los servicios de la UNRWA se integren a las estructuras de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que cumplen tareas de apoyo a los refugiados palestinos.

Una razón que Greenblatt incluyó en sus argumentos contra la UNRWA es el apoyo de su país a Israel. “Estados Unidos siempre estará con Israel”, subrayó el representante estadounidense.

Para los críticos de la posición estadounidense, ese planteamiento confirma que detrás de su decisión de dejar de financiar a la Agencia hay razones políticas sectarias y las alegadas críticas a su funcionamiento son solo una disculpa.

Peter Mulrean, director de la Oficina de Representación de la Agencia en Nueva York, dijo en una entrevista con IPS que “UNRWA lamenta la decisión de Estados Unidos de dejar de financiar a UNRWA después de décadas de ser el mayor donante y socio fuerte de la Agencia”.

Pero el funcionario se negó a especular sobre los motivos detrás de esa decisión.

Greenblatt sostuvo que la UNRWA se ha politizado, pese a que mantenga que actúa con una “una pretendida neutralidad”.

“Año tras año, los palestinos en campos de refugiados no han tenido la oportunidad de construir ningún futuro; fueron engañados y utilizados como peones políticos y productos básicos en lugar de ser tratados como seres humanos”, aseguró el representante estadounidense.

Ante ese argumento, Mulrean replicó que “UNRWA es una agencia humanitaria de las Naciones Unidas que no tiene ningún rol político en Palestina ni en ningún otro lugar”.

Durante la conferencia de prensa, UNRWA ya escuchó preguntas sobre si algunos de sus funcionarios estaban vinculados con el movimiento islamista palestino Hamás, debido a que se encontraron armas almacenadas en una escuela que la Agencia regenta, al igual que la existencia de túneles debajo de edificios de sus centros educativos.

La Agencia recordó que sus funcionarios fueron los que informaron de todos los incidentes de ese tipo y quienes tomaron medidas  inmediatas para retirar las armas y cerrar los túneles.

Las críticas a la UNRWA por parte de Washington, no son secundadas, de hecho, por otros miembros del Consejo de Seguridad, aparte de Israel.

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general, António Guterres, recordó este mes que el máximo funcionario de la ONU ha recibido amplio apoyo sobre la actividad que cumple la UNRWA y que esa posición “no ha cambiado”.

La percepción mayoritaria recogida por Guterres, puntualizó Dujarric, es que UNRWA “es una fuerza estabilizadora en la región a través de los servicios educativos que proporciona, a través de los servicios de salud y a través de los servicios de apoyo “.

En la reunión del Consejo de Seguridad donde se trató la situación de UNRWA, Estados Unidos se quedó solo en sus críticas, porque los otros 14 miembros, permanentes y no permanentes, apoyaron a la Agencia y su papel con los refugiados palestinos.

“Eso es un reflejo del amplio apoyo que UNRWA tiene en la comunidad internacional”, analizó Mulrean a IPS.

A pesar de esto, la UNRWA ha luchado durante años para lograr un presupuesto que le permita cumplir con sus compromisos. El año pasado, alrededor de 42 países e instituciones aumentaron sus contribuciones para enjugar un déficit sin precedentes, de 446 millones de dólares.

Greenblatt señaló que a Estados Unidos se les pedía con frecuencia que llenase vacíos presupuestarios de la Agencia. Pero después de haber hecho contribuciones de unos 6.000 millones de dólares a lo largo de la existencia de UNRWA, reafirmó que Washington no seguirá haciendo estos aportes.

En contrapartida, Estados Unidos ha organizado una conferencia en Bahréin, el 25 y el 26 de junio, para un posible plan para discutir posibles soluciones a la crisis de refugiados palestinos, en lo que observadores internacionales se dividen entre los que ven como una compensación de Washington al retiro de fondos para la UNRWA y los que consideran que busca establecer una iniciativa paralela a la Agencia.

Mulrean se negó a pronunciarse sobre las intenciones de la próxima conferencia en Bahréin, pero sí afirmó que la UNRWA no ve esto como una competencia con su trabajo y funciones.

Mientras tanto, UNRWA lucha por contrarrestar las críticas de Greenblatt en distintos ámbitos, incluidos los medios de comunicación, en un contexto de una escalada de la violencia en Gaza, que algunos observadores sitúan como la peor desde 2014, y de un número cada vez mayor de refugiados palestinos.

Ello sin dejar de buscar financiamiento para solventar sus urgencias inmediatas y para poder mantener sus operaciones el año próximo.

“Esta es nuestra realidad”, resumió Mulrean, “tenemos escuelas para dirigir, clínicas para administrar, personas para alimentar y esas son nuestras prioridades”,  de una agencia que se centra en aportar alimentos, educación, salud, saneamiento y servicios sociales a la población palestina.

El oxígeno con que la UNRWA contará o no para su sobrevivencia se conocerá tras la reunión de donantes del 25 de junio en las Naciones Unidas en Nueva York.

A esa cita, Estados Unidos ha superpuesto la conferencia en Manama, la capital de Bahréin, que se celebrará los días 25 y 26, con el objetivo de implementar su polémico plan de paz para Gaza y Cisjordania, que requeriría miles de millones de dólares, y que tiene el boicot de las autoridades palestinas.

T: MF

 

El artículo Futuro incierto para refugiados palestinos y su agencia en la ONU fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Categorias: Internacionais